VISITAR BANFF

Banff (Canadá), ciudad de montaña que se encuentra en la región de Alberta, en las Rocosas Canadienses, es el punto de partida para recorrer el Parque Nacional de Banff, dónde podremos encontrar algunos de los parajes naturales más bellos del mundo.

HISTORIA DE BANFF

La ciudad de Banff nace en el Siglo XIX con la idea de convertirla en un punto turístico, el descubrimiento de aguas termales en Cave and Basin, hizo que llegaran a la ciudad numerosos de grupos de turistas adinerados para alojarse en el Balneario de Banff.

Al empezar a formar parte del Parque Nacional de Banff, el gobierno puso multitud de limitaciones a la construcción y al desarrollo urbanístico y hoy en día sólo pueden vivir en la ciudad los ciudadanos que trabajen en ella, siendo las empresas las que faciliten las viviendas a los trabajadores, ya que es el Estado el que posee todas las tierras.

Rocosas Canadienses 1

 

El Parque Nacional de Banff data de 1885, es el más antiguo de Canada, tiene una superficie de 6.641 km2. 

QUE HACER EN BANFF

La ciudad de Banff es el campamento base para recorrer esta magnífica zona de montaña, ubicada en plena naturaleza. Uno de los puntos imprescindibles a visitar, es la cima del monte Sulphur, a la que se puede acceder a través del teleférico Banff Gondola, cabinas cerradas para cuatro personas que suben a la montaña a 2.281 metros de altura, allí podremos admirar una de la vistas más impresionantes de la zona (foto superior). También es posible subir  por un sendero de 5,6 km hasta la cima y bajar en funicular.

Vermillion Lake, es un precioso paraje que encontrarás a la salida de Banff, dónde el monte Rundle se refleja en el lago en los días soleados, una carretera pavimentada nos llevara a este lugar difícil de olvidar.

 

Situado a unos 13 km de Banff, se encuentra el Lago Minnewanka, el más largo de las Rocosas Canadienses con 28 km de largo y 142 metros de profundidad, es una zona excelente para realizar actividades de ciclismo, pesca, senderismo, vela o remo, también podrás  realizar una travesía en barco de una hora de duración por el lago con Minnewanka Lake Cruises.

Una de las excursiones más bonitas que puedes realizar en la zona es la que lleva a las Cascadas del río Bow, atravesarlas y llegar hasta el sendero de los Hoodoos, unas extrañas formaciones rocosas con forma de chimeneas, el trayecto son 10,2 km ida y vuelta.

Rocosas Canadienses 3

Pero quizás lo más espectacular y por lo que quizás es más famoso el Parque Nacional de Banff es por su estrella, el  Lago Louise (Lake Louise), una de las vistas más fotografiadas, su lago calmado de aguas de color azul turquesa rodeado de montañas, es realmente espectacular, aunque haya que olvidarse de los cientos de turistas que invaden la zona. Si puedes, madruga un poco y visítalo al amanecer o al atardecer, cuando está más en calma, toda una experiencia que no podrás olvidar, es uno de los paisajes más bonitos e impactantes que hemos visto nunca.

El Lago Moraine, más salvaje y menos transitado que el Lago Louise, es otra belleza de color verde azulado. En ambos lagos, puedes alquilar barcas para navegar por sus aguas heladas y disfrutar de tanta belleza.

Rocosas Canadienses 2

Las Rocosas Canadienses, no te van a defraudar, si te gusta la naturaleza y los grandes paisajes te va a encantar, disfruta del Parque Nacional de Banff  que junto con el Parque Nacional de Jasper , son sus grandes joyas.

Guia Nueva York HTML Map