Yo no se como lo hacíamos antes, no hace tantos años cuando las maletas tenían un asa y ¡¡¡no tenían ruedas!!!.

Supongo que no viajábamos tanto, porque si ahora cuando me voy de vacaciones, me tuviera que ir con una maletita de esas, no tengo ni idea de como iba a hacerlo.

La maleta es imprescindible a la hora de viajar, y sobre todo cuando volamos en avión, es importante elegir una buena maleta, que ya sabemos todos el trato exquisito y delicado que se le da a las maletas en los aeropuertos ¿verdad?

Por eso, he pensado que si estás a punto de comprarte una maleta, sería bueno hacer una lista con consejos para elegir una buena maleta, que además nos dure mucho tiempo, porque no son baratas y suponen un gasto importante, y que se adapte a lo que necesitamos.

Si vas a comprar una en la web de mi-maleta.com podrás encontrar una amplia variedad de maletas, según lo que necesites, aunque primero haremos un repaso con las cosas a tener en cuenta.

El niño maleta

Como elegir maleta

¿Que tamaño de maleta elijo?

Si solo vas a tener una maleta, es mejor tener una mediana que te valga para un viaje más largo también, sin embargo lo ideal es tener también al menos una pequeña, del tamaño que se permite en la cabina del avión, y que es perfecta para un fin de semana y una mediana para viajes más largos.

Las grandes, están genial, sobre todo si vas en coche, pero si vas en avión puedes tener problemas de peso, ya que ahí cabe muuuucho y claro, se nos va de peso, así que para avión no creo que sea la mejor opción.

Recuerda que el tamaño permitido de las maletas que pueden ir en la cabina del avión es de 55 x 40 x 20 cm y no puede pesar más de 10 kg.

Elige una maleta con 4 ruedas

Hoy en día casi todas la maletas tienen ruedas, puedes encontrar también algunas bolsas de viaje, pero no son nada cómodas, por muy monas que sean.

Teniendo en cuenta que lo normal es que tengan ruedas, a mi (que he tenido de las dos) me parecen infinitamente más fáciles de manejar las de cuatro ruedas, porque al final con las de dos tienes que cargar con ella y es mucho más incómodo.

Las ruedas tienen que rodar bien, una buena maleta con buenas ruedas podrás manejarla con una sola mano, y eso es importante porque siempre vamos cargados con papeles, el móvil, el billete y 50 cosas más, así que dejarse una mano libre viene muy bien.

Maleta rígida o semi-rígida

Según un estudio realizado por la OCU, la resistencia de una maleta rígida o semi-rígida es similar y si la maleta es de buena calidad, ambos tipos de carcasa aguantarán bien los golpes.

A mi me gustan más las semi-rígidas, porque no se arañan o abollan como las otras y son más flexibles en el momento de llenarlas, pero en fin, que esto va en gustos.

Maleta con compartimentos

Esto es un gusto personal, pero yo prefiero las maletas que tienen bolsillos exteriores y alguna separación interior, como por ejemplo bajo la tapa, de esa forma me resulta más fácil ordenar el equipaje y por ejemplo separar la ropa limpia de la ya usada.

Cierre y Cremallera de la maleta

Creo que la cremallera es uno de los puntos en los que más se nota si la maleta es de buena calidad o no.

En las maletas que son más manillas, casi siempre la cremallera se estropea con facilidad. Pruébala para comprobar que engancha bien y que no tiene problemas.

En cuanto a los cierres, podrás encontrar en el mercado maletas con cierre de combinación para mayor seguridad.

Además de estos pequeños consejos, si que es verdad que si comprar una buena maleta, te puede durar años y podrás pasar muchos viajes juntos, aunque la inversión sea mayor, a la larga siempre es una buena opción.

Si lo tuyo a la hora de viajar no son las maletas y prefieres las mochilas, échale un vistazo a nuestro post sobre como elegir una buena mochila para viajar.