FIN DE SEMANA GASTRONOMICO

La cocina se ha puesto de moda, no sólo en España sino en todo el mundo, sino ¿como se explica que programas Master Chef tengan ese éxito?

Aquí en España la cocina siempre ha formado parte de nuestra cultura, y desde hace unos años la gastronomía se ha convertido en un reclamo más de turismo además del sol y la playa.

Y es que en España se come muy bien, es una cocina muy variada y de buena calidad.

Eso al final se traduce en que hay nada más y nada menos que 188 restaurantes con Estrella Michelin, el quinto en el ranking mundial, y ocho de esos restaurantes cuentan con 3 estrellas Michelin, el máximo galardón.

Siguiendo esta corriente e intentando ofrecer algo más a los clientes, varios de estos restaurantes galardonados ofrecen experiencias completas en sus restaurantes, que no se reducen sólo a una comida o cena, sino que además pueden incluir el alojamiento o la visita a la cocina.

A mi me encanta la gastronomía pero nunca había estado en un restaurante de esas características y este año decidí probar uno de ellos.

El elegido fue el Restaurante Etxanobe en Bilbao (por cierto muy recomendable) y he de decir que no me defraudó en absoluto, al revés la experiencia me encantó.

Tanto me gusto que buscando planes para una celebración muy especial finalmente me decidí por una experiencia gastronómica completa y encontré el Portal del Echaurren en Ezcaray, un precioso pueblecito de La Rioja.

Hotel Gastronómico El Echaurren

Tirando un poco de historia, el Echaurren era una antigua casa de postas dónde paraban los carruajes, sin embargo cuando llegó el ferrocarril no quedó más remedio que reinventarse y así la familia decidió abrir un pequeño comedor.

Desde entonces cinco generaciones han seguido con esa tradición culinaria.

Hoy el Echaurren incluye además de un pequeño pero moderno y acogedor hotel, un Gastrobar, el Restaurante Tradición y el Restaurante El Portal, este último gestionado por el chef Francis Paniego y premiado con dos Estrellas Michelin.

La Experiencia Gastronómica

En el Echaurren tienen varias experiencias, una de ellas, que es la que yo he probado es el Fin de Semana Gastronómico.

La experiencia incluye el alojamiento durante dos noches en el hotel, una comida/cena en el Restaurante El Portal, una comida/cena en el Restaurante Tradición y una cena en el Gastrobar, además de los desayunos y de una visita a las cocinas.

El Hotel

El hotel es pequeñito con sólo 21 habitaciones que han sido modernizadas y reformadas.

Las habitaciones a pesar de no ser muy grandes, son cómodas y perfectamente equipadas con todo lo necesario.

Tengo que decir además que me resultó especialmente curiosa la ubicación de la cama en el centro de la habitación, cama por otro lado comodísima, el baño está integrado dentro de la habitación, sólo con alguna mámpara de cristal para momentos “más íntimos”.

Fin-de-semana-gastronómico-1
Y la ducha es una gozada, de esas que te dan ganas de quedarte media hora bajo el agua.

Si llevas coche, no hay mucho sitio para aparcar fuera, pero el hotel tiene un parking muy cerquita del hotel, cuesta 8€ el día pero tienes que reservarlo antes porque es pequeñito y el hotel suele estar lleno.

Restaurante Tradición

Nuestra primera noche fue la cena en el Restaurante Tradición y la entrada a las cocinas.

La visita a cocinas dura una hora aproximadamente, primero estuvimos acompañados de uno de los jefes de cocina que nos estuvo contando desde como está organizada la cocina hasta como se elaboraran algunos de los complejos platos de los restaurantes.

Me pareció una experiencia fantástica ver como funciona una de estas cocinas por dentro, todo tan bien organizado, separado por tareas y por platos, y todo el mundo sabiendo que tiene que hacer en cada momento.

Fin-de-semana-gastronomico
En el interior de la cocina había unas 10 o 12 personas y todos perfectamente coordinados.

Para acompañar el momento nos sirvieron un riquísimo vino blanco.

Al cabo de un rato de estar en cocinas, estuvo con nosotros el chef Francis Paniego, que nos acompañó y nos estuvo contando más cosas durante el resto de la visita. ¡¡Una gozada verle trabajar!!

Tras la entrada en la cocina, pasamos a cenar al Restaurante Tradición que como indica su nombre es el origen de todo el Echaurren.

Aquí se sirven los platos más tradicionales junto con algunos platos del Restaurante el Portal que con el tiempo han pasado también al Tradición.

Se sirve un menú degustación con maridaje de vinos incluidos, algunos de los platos que probamos son las exquisitas croquetas (podría estar comiendo estas croquetas todos los días!), los pimientos cristal con yema huevo, unas cocochas de merluza en salsa que son una auténtica delicia, o la albóndiga de la abuela.

Fin-de-semana-gastronomico-2
Todos y cada uno de los platos son riquísimos, aunque para mi las cocochas fueron de lo mejorcito que he tomado.

De postre nos sirvieron la torrija de brioche, que por supuesto también estaba riquísima.

Restaurante El Portal

Parece increíble que un pueblecito pequeño como es Ezcaray en La Rioja, se esconda este restaurante que desde el año 2014 cuenta con dos estrellas Michelín.

Si nunca has estado en un restaurante de estas características, prepara el paladar porque ya no se trata de si esta bueno o no, que evidentemente lo está, sino de las diferentes sensaciones de sabores y texturas que vas a probar.

La primera sorpresa es el acceso a este Restaurante, al que pasarás desde el interior del hotel a través de una puerta disimulada a la pared que hasta que no te llevan no eres consciente que existe.

El interior da una sensación de calma, un espacio luminoso y muy claro y completamente rodeado de ventanales.

Fin-de-semana-gastronomico-5
El menú que nos sirvieron en El Portal es un menú degustación, algo más corto que el que se sirve habitualmente, que consiste en 5 aperitivos que incluyen sus famosas croquetas, 5 platos principales y 2 postres, también incluye el maridaje del vino.

Junto a cada uno de los platos, además de explicarnos en que consiste y darnos alguna indicación de como hay que comerlo, nos entregaron una tarjeta en la que aparece el nombre del plato y su descripción.

Luego todas esas cartas se unen y simulan un pantone.

Me pareció una idea fantástica y original como recuerdo no sólo del momento, sino de todo lo que habíamos probado, porque con el tiempo siempre se olvidan alguno de los platos.

Fin-de-semana-gastronomico-7
Todo está perfectamente estudiado, el orden, los vinos y por supuesto los diferentes platos que se utilizan a lo largo del menú.

Tengo que añadir que en todo momento tanto el Jefe de Sala, como el Somelier, y todas y cada una de las personas que trabajan allí, te hacen sentir muy cómodo y digo esto, porque a veces acudir a un restaurante de este tipo puede resultar algo intimidante y sin embargo aquí el trato es familiar y cercano a la vez que super profesional.

Todos los platos que tomamos son exquisitos, y no voy a hablar de todos y cada uno de ellos porque parte de la experiencia es la sorpresa de cada uno de ellos, pero no puedo evitar destacar uno por encima de todos, los “Adobos en escabeche” una plato que combina oreja con cigala asada, una verdadera exquisitez te lo aseguro.

Gastrobar E-Tapas

La “última cena” la disfrutamos en el Gastrobar.

Tienen una carta bastante amplia de tapas, raciones y montaditos, dónde puedes elegir lo que quieras, aunque es difícil porque todo está riquísimo, a nosotros nos encantó la Tomata, las patatas bravas y sobre todo el mollete de solomillo de ternera con camembert.

De postre, probamos la Tarta de Queso con frambuesa y el Pastel de Requeson, los dos para chuparse los dedos.

La bebida en este caso también está incluida.

Los desayunos

Los desayunos de ambos días también están incluidos en la Experiencia Gastronómica.

Aunque el desayuno está bien, quizás es lo que se queda un poco más corto, hay un poco de todo, aunque para mi gusto le falta un poco de variedad, pero es que yo soy un poco maniática con los desayunos.

Mi opinión sobre la Experiencia Gastronómica en el Echaurren

Voy a resumirla diciendo que ¡¡¡me encantó!!!.

Si, me gustó todo, el hotel, las diferentes propuestas gastronómicas en los tres restaurantes y el pueblo de Ezcaray.

Es ideal para celebrar una ocasión especial o para darse un homenaje y aunque no voy a decir que es barato, porque este tipo de cosas no lo son, también tengo que decir que para lo que se ofrece me pareció un precio más que aceptable.

Si te apetece probar la experiencia te aconsejo que reserves con tiempo, porque tienen una demanda muy alta y se les llena enseguida, normalmente necesitas reservar con unos dos meses de antelación.

También tienen otras experiencias gastronómicas en El Echaurren que incluyen sólo cena el Portal o el Tradición, o con sólo una cena y una noche en el hotel.

En su página web tienes toda la información acerca de las diferentes opciones y los precios actualizados.

El pueblo de Ezcaray

Entre comida y comida tendrás tiempo de dar una vuelta por Ezcaray, es un pueblo pequeño pero muy bonito.

Si hace buen tiempo, puedes dar un paseo por la vereda del río, un paseo muy agradable hasta el puente romano.

Fin-de-semana-gastronomico-4
El casco urbano, son calles empedradas con bonitos soportales y preciosas casas encaladas de piedra y madera y entre los edificios y monumentos más importantes se encuentra la Iglesia de Santa Maria la Mayor a la que te recomiendo pasar cuando esté abierta.

Visita a las Bodegas Marques de Riscal

Aprovechando tu viaje puedes hacer una visita a las Bodegas Marques de Riscal, están a 52 km de Ezcaray, en Elciego (Álava), unos 40 minutos en coche.

La visita guiada debes reservarla con antelación, puedes hacerlo aquí.

Hay visitas de Lunes a Domingo, el precio es de 12€, los niños hasta 10 años no pagan nada y de 11 a 17 años sólo pagan 6€.

Uno de los reclamos de esta bodega es el edificio dónde se encuentra el Hotel y el Restaurante Marqués de Riscal (con una estrella Michelin y asesorado por Francis Paniego), diseñado por Frank O. Gehry que por si no te suena, te diré que es el arquitecto del Museo Guggenheim de Bilbao.

Fin-de-semana-gastronómico-6
La visita a la bodegas es un recorrido que abarca desde la recolecta de la uva hasta el embotellado y almacenamiento, una visita muy interesante para conocer el complejo mundo del vino.

Al final de la visita se ofrece una cata de vino verdejo y de un reserva.

Así que ya sabes si estás buscando un plan especial para un fin de semana y te gusta la gastronomía, este es un plan perfecto que estoy segura que te va a encantar.

PLANES PARA EL FIN DE SEMANA

¿No sabes que hacer el fin de semana? Pues échale un vistazo a nuestras propuestas: