Si algo tiene Formentera es un clima estupendo durante todo el año, es un lugar perfecto para pasar unas estupendas vacaciones disfrutando de sus playas y calas tan exclusivas en verano, pero también lo es en los meses de temporada baja.

Debido a que tiene un clima tan agradable durante todo el año, eso hace que sea un destino turístico ideal también en invierno.

Por eso, si creías que Formentera sólo ofrece vacaciones de verano, estás muy equivocado.

Las principales actividades de las que pueden disfrutar los turistas, están relacionadas con la naturaleza y se practican al aire libre. Debido a que Formentera está situada en un lugar impresionante, con increíbles parajes naturales, que se pueden disfrutar todos los días del año.

Una de las opciones que tienen los turistas es buscar una empresa en la isla para alquilar un coche y recorrerla cómodamente, pero también se puede disfrutar y explorar la isla con bici.

Hay increíbles rutas verdes que te pueden llevar a los lugares más sensacionales y extraordinarios de Formentera. En total hay 32 rutas, las cuales hacen un total de 100 kilómetros.

Además, para los deportistas y que les gusta montar en bici, en Formentera todos los años se hacen competiciones de ciclismo que son un referente en toda España.

Un destino ideal para la competición.

Otros deportes que se pueden practicar son windsurf, kayak o vela.

Y para aquellos que lo lo han practicado nunca, tienen la opción de aprender en un curso de iniciación que se hace en la isla.

Son actividades geniales para exprimir la isla al máximo y vivir una experiencia increíble.

Pero, como se ha dicho antes, la isla aunque sea pequeña puede ofrecer muchísimo al turista, por eso es recomendable alquilar un coche y poder visitar lugares como El Faro de la Mola o Cavall d’en Borràs, ambos entornos increíbles y difíciles de olvidar.