LO MEJOR DE LISBOA

Situada a orillas del Tajo y sostenida por siete colinas, Lisboa es la esencia portuguesa, esta llena de luz, de colores, de sonidos de “fado” y del sabor de su extraordinaria gastronomía local.

Lisboa son tranvías y callejuelas de adoquines tan empinadas que son inaccesibles para los coches, pero sobre todo es una ciudad con un encanto inconfundible.

El 1 de Noviembre de 1755 se produjo un terremoto de tal magnitud, que la ciudad de Lisboa fue dividida en dos y prácticamente destruida, dejando en pie sólo unos pocos edificios.

Lo que hoy se puede ver es el resultado de la reconstrucción de esta ciudad.

Lisboa se divide en siete barrios: Barrio Alto, Baixa y Chiado, Alfama, Estrela, Sao Bento, Belem y Parque de las Naciones.

Una buena forma de recorrer Lisboa, es coger el tranvía 28, el recorrido completo de 10 km, dura aproximadamente 1 hora y recorre los barrios de Alfama, Chiado y Barrio Alto.

Hay que tener en cuenta que no se trata de un tranvía turístico, sino un tranvía de línea regular.

Es posible coger el tranvía en cualquier parada, aunque la mayoría lo cogen en el centro en Rua Da Conceiçao. El tranvía sale de Martim Moniz (parada de metro) y finaliza en Campo de Ourique. El precio del billete es de 2,85€.

10 Lugares imprescindibles que ver en Lisboa

1. Puente Vasco de Gama

Situado en el Parque de las Naciones, el Puente Vasco de Gama, es el puente más largo de Europa con 17,2 km de largo. Inaugurado en el año 1998 y fue construido para facilitar el acceso a la Exposición Universal que tuvo lugar ese mismo año.
En el año 2000 recibió el primer premio de la Institución Ibero-americana de la Arquitectura y la Ingeniería Civil.
En el Parque de las Naciones se encuentra el Oceanario, inaugurado en el mismo año, es el segundo acuario más grande de Europa (el primero es el de Valencia) y en él conviven más de 500 especies, muy recomendable sobre todo si vas con niños.
Entrada Oceanario: 13€

Lo mejor de Lisboa 5

2. Elevador de Santa Justa

Una de las atracciones que ver en Lisboa es el Elevador de Santa Justa, está situado en la Baixa, en la Rua do Ouro se encuentra está irónica estructura de hierro que lleva a los peatones hasta la parte alta de Chiado.

El ascensor tiene una altura de 45 metros y fue inaugurado el 10 de Julio de 1902.

Hoy en día se trata de un elemento turístico, pero a principios del siglo XX cumplía su función como medio de transporte, es el único ascensor vertical urbano, en Lisboa hay otros tres elevadores en forma de tranvía, el más conocido de estos últimos es el Elevador da Gloria (Plaza de los Restauradores) fue inaugurado en 1885 y en el año 200 se le declaró Monumento Nacional.
Elevador Santa Justa 5€ (ida y vuelta)
Elevador Da Gloria 3,60€ (ida y vuelta)

 

3. Castello de San Jorge

Situado en Alfama, es el monumento más elevado de Lisboa.

Este castillo fortificado fue construido por los musulmanes en el siglo XIX. A partir de la reconquista en 1147, el castillo se convierte en residencia Real, reformando y ampliando la construcción original.
A partir del siglo XVI tiene una función exclusivamente militar tras pasar Portugal a formar parte del Reino de España.
Entre los años 1938 y 1940 se llevan a cabo importantes obras de restauración que dejaron al descubierto sus orígenes como Palacio Real, tras estas obras el Castello de San Jorge abrió las puertas al público.
Entrada al Castello de San Jorge: 7,50€

Castelo de San Jorge Lisboa

4. Alfama

El Barrio de Alfama, es uno de los barrios que ver en Lisboa, fue construido por los árabes en el siglo XIX y aunque hoy en día se encuentra bastante deteriorado todavía conserva gran parte de su encanto.
En la Alfama se encuentra la Catedral de Lisboa, Santa Maria Maior, la más antigua de la ciudad.
El barrio de Alfama a pesar de su pasado aristocrático (podemos ver algunos blasones en las fachadas de las casas), debe su estructura y aspecto, en gran medida, a los pescadores que vivieron en esta zona hasta no hace mucho tiempo.
El barrio es famoso tanto por sus estupendos restaurantes, como por sus locales de “fado”, ya que en Alfama se originaron en el siglo XIX estas melancólicas melodías.

5. Chiado

El Barrio de Chiado, fue un conocido punto de encuentro para escritores y poetas desde finales del siglo XIX.

En el año 1988 Chiado sufrió un incendio que destruyó gran parte del barrio, ya que a los bomberos les resultaba muy difícil acceder debido a las calles estrechas y empinadas. El incendio destruyó comercios y edificios históricos y se le ha considerado el peor desastre para la ciudad desde el terremoto.
Hoy en día en la zona conviven los locales de fado y discotecas, con tiendas de moda de importantes firmas internacionales.
En esta zona se encuentra el Museo do Carmo, un museo de arqueología, ubicado en una iglesia que fue parcialmente destruida en el terremoto, y que da una idea de como debió afectar a la ciudad este desastre natural.

Lo mejor de Lisboa 4

6. Monasterio de los Jerónimos

Situado en el Barrio de Belem, el Monasterio de los Jerónimos de Lisboa, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983, y es uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa.

Este espectacular edificio fue un encargo del rey Manuel I en 1501, y las obras tardaron un siglo en finalizarse. Debido al largo período de construcción en el Monasterio conviven diferentes estilos arquitectónicos, manuelino, gótico, neoclásico y renacentista.
El Monasterio de los Jerónimos fue uno de los edificios que se salvaron del terremoto, aunque las columnas y estatuas fueron destruidas.
En su interior se encuentran las tumbas de Vasco de Gama (explorador y navegante portugués), Fernando Pessoa (poeta) y el sepulcro del rey Manuel I.
Del Monasterio destaca especialmente el Claustro de estilo manuelino.

Situados en la parte más reciente de la construcción están el Museo Nacional de Arqueología y el Museo de la Marina, que cuenta con interesantes objetos como el hidroavión con el que se realizó el vuelo entre Lisboa y Rio de Janeiro en 1922.
Muy cerca de aquí se encuentra la Pastelería de Belem (Rua de Belem, 84-92), cuyo origen se remonta a 1837 y que elabora los famosos Pasteles de Belén, unas pequeña tortas de crema elaboradas según una receta secreta que se mantiene inalterable hasta el día de hoy. La pastelería abre desde las 08:00 de la mañana hasta las 23:00 de la noche en invierno y hasta las 24:00 en verano.
Entrada Monasterio de los Jerónimos: 7€
Monasterio de los Jerónimos + Torre de Belem: 10€
Monasterio de los Jerónimos + Torre de Belem + Palacio Nacional de Ajuda: 13€

Lo mejor de Lisboa 1

7. Torre de Belem

La Torre de Belem fue mandada construir por el rey Manuel I en el año 1515 para defenderse de los ataques de los piratas holandeses e ingleses. Las obras que finalizaron en 1519 se llevaron a cabo por Francisco de Arruba.
Se trata de una de las construcciones más representativas de Lisboa, y una de las obras maestras del estilo manuelino.
La torre está dividida en cinco niveles:

  • Sala del Gobernador, en el primer nivel
  • Sala de los Reyes, adornada con semi-esferas
  • Sala de Audiencias
  • Capilla, contiene elementos reales como la Cruz de Cristo y el Escudo Real
  • Terraza, ubicada en el último nivel, desde aquí podremos disfrutar de unas vistas magníficas del estuario del Tajo.

Entrada Torre de Belem: 5€

Lo mejor de Lisboa 3

8. Monumento del descubrimiento

En 1940 se construyó el Monumento del descubrimiento con motivo de la Exposición del Mundo Portugués, el año siguiente un ciclón lo destruyó casi por completo y no fue hasta años más tarde, en 1960, que fue reconstruido.
En el monumento se encuentran representados importantes personajes relacionados con los descubrimientos, al frente se encuentra el príncipe Enrique El Navegante, y detrás de él se sitúan Vasco de Gama, Alfonso V, el descubridor de Brasil Pedro Alvares, además de matemáticos, cartógrafos y navegantes.
A los pies del monumento se halla la Rosa de los Vientos, un regalo de Africa del Sur en 1960, al celebrarse el 500 aniversario de la muerte del príncipe Enrique, muestra las rutas que siguieron los navegantes y descubridores en los siglos XV y XVI.
Desde el mirador del monumento situado a 56 metros de altura se tiene una de las mejores vistas del Monasterio de los Jerónimos y de la Torre de Belem.
Entrada Monumento: 3€

Lo mejor de Lisboa 6

 

9. Plaza del Comercio

Sin duda, es la plaza más bonita de Lisboa, situada en la orilla del río Tajo, los lisboetas aún la llaman la Plaza del Palacio, ya que aquí se hallaba el Palacio de Ribeira construido en el siglo XVI.
La primera estatua ecuestre de Lisboa, se encuentra en el centro de la plaza y representa a Jose I rey de Portugal, el cual subió al trono en 1749.
La Plaza del Comercio ha sido testigo de importantes hechos históricos como el asesinato del rey Carlos y del heredero al trono, Luis Felipe.
Los domingos por la mañana, se celebra bajo las arcadas que bordean la plaza, la Feria de los Coleccionistas.

Lo mejor de Lisboa 2

10. Plaza de los Restauradores

Esta bonita plaza con el suelo de mosaico acoge el obelisco que conmemora la independencia de España el 1 de Diciembre de 1640, al norte de la Plaza se encuentra la Avenida de la Libertad, las avenida más ancha de Lisboa decorada con estatuas de escritores y bonitos pavimentos.
Al sur de la plaza, está Rossio o Plaza de Don Pedro IV, flanqueada por el Teatro Nacional Doña María II, en el centro podemos ver la estatua de Don Pedro IV.

Consejos de viaje

Para desplazarnos por Lisboa, te recomiendo utilizar las Tarjetas 7 Colinas o Viva Viagem, son tarjetas de transporte, la emisión de la tarjeta tiene un coste de 0,50 y son recargables.

El precio para un día completo son 6€ y permite realizar viajes ilimitados en Carris (tranvías y elevadores) y Metro durante 24 horas.

También es posible utilizarla para billetes individuales a un precio de 1,40€ en vez de el precio habitual de 1,80€. Se puede comprar en quioscos y estaciones de metro.

RESERVA AHORA TU HOTEL EN LISBOA AL MEJOR PRECIO



Booking.com