La República de Malta es un archipiélago situado al sur de Italia. Aunque el archipiélago esta formado por varias islas, sólo hay tres islas que estén pobladas Malta, Comino y Gozo.

Por supuesto, que Malta es un buen lugar para irse de vacaciones, pero en este post te vamos a dar información por estas pensando trabajar en Malta.

La isla de Malta, gracias a su clima templado, es elegida por muchos turistas para pasar sus vacaciones, especialmente en los meses que van desde Marzo hasta Octubre, la temporada alta.

Documentación necesaria

Como Malta pertenece a la Unión Europea, en el caso que tengas nacionalidad europea no necesitarás ninguna documentación especial para entrar al país, es suficiente con el pasaporte o el DNI

El tiempo que puedes permanecer sin ningún tipo de papel adicional es de tres meses, pero si vas a buscar trabajo en Malta y vas a estar más tiempo en el país, debes solicitar (en teoría) el permiso de residencia, y digo en teoría porque mucha gente no lo hace.

Malta: Sliema sunrise
 

Para empezar a buscar trabajo, tienes que inscribirte como demandante de empleo en Jobsplus, un servicio del gobierno maltés semejante al servicio de demanda de empleo de aquí, el SEPE. Cuando empieces a trabajar tendrás que darte de baja.

También tienes que darte de alta en la Seguridad Social, dónde tendrás que facilitar tu domicilio en el país para que te envíen la tarjeta. Para solicitarla tienes que ir al Department of Social Security.

Y después de todo esto, pues ya puedes pedir tu tarjeta de residencia, la eResidence Card.

Para ello debes dirigirte al Department for Citizenship & Expatriate Affairs, situado en Evans Building, St. Elmo’s Place, Valletta.

Sólo tendrás que rellenar el formulario que encontrarás en la página web del ministerio maltés, una vez lo tengas, pide cita previa y preséntalo junto a tu DNI.

Buscando trabajo en Malta

Cuando empieces a buscar trabajo en Malta, lo primero es elaborar un buen curriculum y en inglés, que es uno de los idiomas oficiales del país, junto con el maltés.

Puedes buscar ofertas de empleo en periódicos, portales de empleo en internet o directamente entregando tu curriculum en mano.

Donde trabajar

El sector de hostelería es uno en los que te será más fácil encontrar trabajo, en Malta el turismo es un pilar fundamental de su economía, así que en temporada alta siempre es sencillo encontrar algún trabajo de camarero en restaurantes, bares, discotecas o pubs, el principal inconveniente es el sueldo, que no es muy elevado, pero si tu inglés es básico es una buena alternativa, porque además te servirá para mejorar el idioma.

Fontanna
 

Las empresas de apuestas y los casinos online, ofertan muchísimos puesto de trabajo en Malta, un gran número de empresas de este tipo han establecido allí sus oficinas.

Según tu formación y tu nivel de inglés podrás encontrar trabajo en un Call Center, como Community Manager, como desarrollador web o creador de contenidos, y los sueldos son mejores que en hostelería.

Además de en estos dos sectores, podrás encontrar trabajo en banca, informática o construcción, si lo tuyo son los idiomas también podrías dar clases.

La tasa de paro en Malta en muy baja, por debajo del 5%, y no es muy difícil encontrar trabajo, aunque cuanto más específico más complicado.

Donde vivir

En el momento de buscar un lugar dónde vivir en Malta, puedes optar entre alquilar un piso, o si prefieres gastar menos, alquilar una habitación.

El alquiler de habitaciones oscila entre 300€ y 400€ al mes, para localizar pisos para compartir o habitaciones, puedes recurrir a los grupos de Facebook de españoles en Malta.

Si prefieres alquilar un piso, como en todos los sitios, según el tamaño y la zona en la que quieras alojarte será más o menos económico, pero para que te hagas una idea, el alquiler de un piso de dos habitaciones ronda los 800€, los de 1 habitación suelen costar 500€, aunque por la elevada demanda son muy difíciles de encontrar.

Coste de la vida en Malta

En general el coste de la vida en Malta es muy similar a España, algunas cosas como la ropa, o la comida (especialmente productos frescos, como la carne, el pescado o la fruta) son más caros, sin embargo el ocio, salir de copas o los alquileres son algo mas baratos, así que más o menos una cosa compensa con la otra.