QUE VER EN BRUSELAS

Hay que reconocerlo, Bruselas es la gran castigada de Europa, parece que comparada con ciudades como Viena , Praga o París , se queda algo pobre. Sin embargo hay mucho más de lo que parece, es una ciudad muy agradable para pasear, con bonitos rincones llenos de encanto que nada tienen que envidiar a las grandes capitales europeas.

Primavera y verano son épocas perfectas para planificar tu viaje a Bruselas, disfrutar de las terrazas, pasear por los parques y descubrir esta ciudad.

Visitar Bruselas

La Grand Place

Es el lugar más popular de Bruselas, el corazón de la ciudad, cientos de turistas se agolpan en esta preciosa plaza rodeada de terrazas para admirar los magníficos edificios que la rodean.

El edificio del ayuntamiento y varios edificios gremiales se construyeron en la plaza a finales del siglo XV. En el mes de Agosto de 1695 durante la Guerra de los Nueve Años la ciudad de Bruselas sufrió un tremendo bombardeo durante tres días seguidos por parte de las tropas francesas, una gran parte de los edificios de la ciudad quedaron destruidos y en la Grand Place sólo quedaron escombros.

En los años que siguieron a la guerra, se reconstruyó completamente tal y como se puede ver ahora.

Los edificios que puedes ver en La Grand Place, empezando por el Ayuntamiento (el que tiene la torre en el centro) y siguiendo hacia la derecha son:

Ayuntamiento

Es la joya de la corona de la Gran Place, el edificio del Ayuntamiento de Bruselas o Hôtel de Ville, comenzó a construirse en el año 1401 y se finalizó en el año 1459 convirtiéndose en la construcción civil más importante del país, un título que aún hoy conserva.

La torre central de 96 metros de altura está rematada por una estatua de San Miguel y toda la fachada está decorada con 137 estatuas talladas en piedra. Si te fijas verás que el edificio no es simétrico y que la parte izquierda es más grande que la parte que está a la derecha de la torre, cuenta la leyenda que cuando el arquitecto se dió cuenta de ello, se suicidó tirándose desde el tejado, aunque creo que no hay que darle mucho crédito a la historia 😉

Busca a la izquierda del ayuntamiento una estatua de bronce que representa a Everard’t Serclaers, un héroe que fue ejecutado en el siglo XIV mientras defendía la ciudad de Bruselas, dicen que si tocas su brazo te traerá suerte.

Puedes realizar una visita guiada al Ayuntamiento, hay visitas en francés, alemán e inglés (no, no hay en español, como casi siempre, en fin…). Los horarios son:

Miércoles: 13:00 en alemán, 14:00 en francés y a las 15:00 en inglés.

Domingos: 10:00 en alemán, 12:00 y a las 14:00 en francés y a las 11:00, 15:00 y 16:00 en inglés.

Precio: Adultos 5€ y niños de 6 a 12 años 3€.

Hay que registrarse por lo menos 15 minutos antes de la visita y las entradas se compran en la oficina de turismo que hay en la Grand Place (justo al lado del Ayuntamiento)

Para asegurarte lo mejor es enviar un correo a guides@visitbrussels.be, por que las visitas se suspenden si hay algún acto oficial.

 

Le Renard, Le Cornet y La Maison des Boulangers

Al lado del Ayuntamiento están alguna de las casas gremiales, la casa de Le Renard (el zorro) fue la sede de los camiseros, Le Cornet justo al lado, era la sede de los remeros y La Maison des Boulangers dónde se encuentra el Le Roi d’Espagne, el bar más famoso de Bruselas, fue la sede de los panaderos por eso sobre la puerta puedes ver un busto de Saint Aubert, que era su patrón.

Maison du Roi

La Casa del Rey llamada así porque aquí estaba el despacho del Duque de Brabante que posteriormente fue coronado Rey de España, fue en sus inicios un edificio realizado en madera dónde se vendía pan, por eso también es conocida como broodhuis, la casa del pan.

Hoy en el interior se encuentra el Museo de la ciudad, que entre otras cosas guarda los casi 700 trajes del Manneken Pis.

Horario: Martes a Domingo de 10:00 a 17:00, los jueves hasta las 20:00

Precio: Adultos 4€, Niños 2€.

Le Pigeon

En esta casa vivió en el año 1852 durante su exilio, el escritor Victor Hugo que calificó a La Gran Place como la plaza más bella del mundo. Anteriormente había sido la casa del gremio de los pintores.

La Maison des Ducs de Brabant

Llamada así por los bustos de piedra de la los Duques de Brabante que adornan su fachada, es un conjunto de seis casas gremiales.

Manneken Pis

La verdad es que lo de esta estatua es una cosa curiosísima, según te vayas acercando vas a ver una multitud haciendo fotos como locos a una esquina, y allí medio escondida y vestida para la ocasión (le van cambiando el traje que lleva y tiene uno hasta de Elvis) hay una pequeña estatua de un niño haciendo pis, y parece mentira que una estatua de sólo 30 cm se haya convertido en algo tan famoso y tan representativo de Bruselas.

 

Muchos intentaron robarla a lo largo de los siglos hasta que en 1817, un ex-convicto llamado Antoine Licas la robó y destrozó toda la ciudad se quedó conmocionada por el suceso e inmediatamente se realizó una copia del original, que es la que puedes ver ahora.

El Manneken Pis, tiene su versión femenina, Jeanneke Pis, que aunque es mucho menos famosa, ya que estamos merece la pena una visita, la puedes ver en Impasse de la Fidelite 10, muy cerca de la Gran Place.

Palais Royal

El Palais Royal es el palacio más bonito y más importante de Bruselas, su construcción comenzó en 1820 y las obras finalizaron en 1865.

A pesar de su nombre, los reyes no viven aquí desde 1831, sino en la residencia real del Castillo de Laeken y el Palais Royal se utiliza para recepciones oficiales y eventos, además de ser el lugar dónde el rey tiene su despacho oficial, si ves la bandera izada cuando pases por allí, es que el rey se encuentra en el interior.

Una de las salas más originales del Palacio es el Salón del Trono, también merece la pena el Salón de los Espejos creado a semejanza del Sala de los Espejos del Palacio de Versalles o el Pequeño Salón Blanco.

La pena, es que sólo se puede visitar durante el verano, este año 2015 desde el 22 de Julio al 6 de Septiembre de Martes a Domingo de 10:30 a 16:30. La entrada es gratuita

Place du Petit Sablon

Mucha gente de la que visita Bruselas, se marcha sin haber visto estos preciosos jardines, los más bonitos de la ciudad, y en una de las zonas con más encanto. Fueron diseñados en 1890, todo el jardín está rodeado de estatuas realizadas en bronce que simbolizan a un gremio diferente. En el centro del jardín hay una preciosa fuente y a cada lado hay 12 estatuas más que representan a diferentes personajes de los siglos XV y XVI.

 

Notre Dame du Sablon

Junto a la Place du Petit Sablon está la bonita iglesia Notre Dame du Sablon construida en estilo gótico de Brabante, comenzó a construirse en el año 1400 y las obras no finalizaron hasta el año 1550.

Te recomiendo que si puedes, acudas a la iglesia al caer la tarde para que puedes disfrutar de la luz que entra a través de las 11 preciosas vidrieras y que dan un aire mágico al lugar.

Toda la zona de la Place du Grand Sablon, es muy animada, con un montón de terrazas, buenos restaurantes, si vas en fin de semana, hay un mercadillo de antigüedades con cosas muy interesantes que parecen salidas de pequeños palacios (puedes encontrar hasta abrigos de piel) y si eres de los golosos, pásate por Wittamer (Place du Grand Sablon, 12), la mejor pastelería y chocolatería de Bruselas.

Catedral de St. Michel y Ste. Gudule

Es inevitable que al verla pienses en la Catedral de Notre Dame de París, las dos torres gemelas y el portico central son muy similares al templo parisino.

La catedral comenzó a construirse en el año 1225 y las obras se alargaron durante 300 años. El interior es bastante sencillo por los saqueos y robos, primero de los protestantes y más tarde de los franceses en el siglo XVIII. No te pierdas las vitrinas, impresionantes, y el púlpito tallado en madera realizado en 1699.

Puedes visitarla de Lunes a Viernes de 07:30 a 18:00, los sábados de 07:30 a 15:30 y los Domingos de 14:00 a 18:00.

Galeries St. Hubert

Las Galeries St. Hubert son unas galerías acristaladas inauguradas en 1847 bajo el reinado de Leopoldo I (el primer rey de Bélgica) que luego inspiraron las Galerías de Milán o de San Petersburgo.

Hay varias tiendas de lujo, por supuesto varias chocolaterías, además de restaurantes y cafés donde relajarse.

Palacio de Justicia

Aunque lleva varios años con obras de restauración y no se puede apreciar bien el exterior, es uno de los edificios más bonitos de Bruselas, casi desde cualquier punto de la ciudad puede verse la hermosa cúpula dorada situada a 104 metros del suelo.

Su construcción comenzó en el año 1866 y al terminarse en el año 1883 se convirtió en el edificio más grande del mundo, sirviendo de ejemplo a otros edificios como el Palacio de Justicia de Lima.

No te lo pierdas esta joya de la arquitectura, puedes visitarlo de Lunes a Viernes de 08:00 a 17:00 y la entrada es gratuita.

Parc du Cinquantenaire

Para celebrar los 50 años de independencia belga, el rey Leopoldo II mandó construir este parque sobre un terreno abandonado. En el centro se levanta un Arco del Triunfo inspirado en el de París y que serviría como puerta de entrada a la ciudad.

Los jardines que rodean el Arco, son el lugar preferido de los belgas cuando hace buen tiempo.

Además de pasear por la zona puedes disfrutar de alguno de los museos que hay en el Parc du Cinquantenaire:

  • Museo Real de Arte e Historia
  • Museo Real de la Armada y de la Historia Militar
  • Autoworld (un museo con la mejor colección de coches del mundo)

Desde el interior del Museo de Historia Militar se puede acceder gratuitamente al mirador que hay en la parte superior del Arco del Triunfo, no te lo pierdas porque tienes unas vistas estupendas.

Atomium

En el año 1958 se celebró en Bruselas la Exposición Internacional, y para la ocasión se construyó el Atomium, una estructura formada por nueve esferas de acero de 18 metros de diámetro cada una, que representa la estructura de un átomo de hierro ampliado 165 billones de veces.

Como muchas de estas obras, aunque en principio iba a estar sólo 6 meses, finalmente decidieron dejarlo y hoy en día es uno de los símbolos más reconocidos de Bruselas.

Las diferentes esferas están comunicadas entre si por escaleras y ascensores. Desde la esfera superior abierta al público, se tienen una vistas magníficas de la ciudad.

El Atomium abre todos los días del año desde las 10:00 hasta las 18:00, el precio de la entrada es para Adultos, 11€, Niños (6-11) 6€, Adolescentes (12-18) 8€ y Mayores de 60, 8€.

En esta zona de Bruselas, se encuentra Mini Europe, un parque en el que se han reproducido más de 300 monumentos de la Unión Europea a escala 1:25, una visita divertida para todos, pero casi imprescindible si se va con niños. Hay entradas combinadas para el Atomium y Mini Europe.

El horario de Mini Europe es de 09:30 a 18:00, durantes los meses de Julio y Agosto hasta las 20:00. El precio de la entrada para adultos es de 14,40€ y niños (menores de 12) 10,80€.

Si piensas visitar el Atomium y Mini Europe, hay entradas combinadas con las que ahorrar algún dinerillo: Adultos 23,60€, Niños 15,80€

RESERVA AHORA TU HOTEL EN BRUSELAS AL MEJOR PRECIO

 

 

Booking.com >/center>

La Grand Place

Manneken Pis

Jeanneke Pis

Palais Roya

Place du Petit Sablon

Notre Dame du Sablon

St. Michel y Ste. Gudule

Palacio de Justicia

Parc du Cinquantenaire

Atomium