WebBritish Museum

Dirección: Great Russel Street

Metro: Estaciones Tottenham Court Road, Holborn, Russell Square, Goodge Street.

Horario: Abierto todos los días de 10:00 a 17:30

Precio British Museum:

La entrada al British Museum es gratuita.

UNA PARADA EN EL BRITISH MUSEUM

Si sólo se pudiera elegir un museo para visitar en Londres, yo elegiría este sin ninguna duda, bueno yo y muchos más porque el British Museum es el 5º museo más visitado del mundo con casi 7.000.000 de visitantes.

El British no es un museo de arte, y eso es lo que le diferencia de otros grandes museos como El Prado o el Louvre, el British es un museo principalmente de Antigüedades, dónde puedes ver millones de objetos de todas las culturas antiguas y modernas.

Origen del British Museum

En 1753 un médico llamado sir Hans Sloane llega a un acuerdo con el Gobierno Británico para que a su muerte compre su colección de 80.000 objetos formada por manuscritos, libros y antigüedades, el gobierno aceptó compró la colección y el edificio de Montague House gracias al dinero obtenido de la lotería púbica y así nació el primer museo público de Londres.

La colección empezó a crecer rápidamente gracias a las donaciones como la biblioteca de Jorge II o la colección de objetos del Capitán James Cook procedente de sus viajes.

Una de las colecciones más relevantes del museo es la del Antiguo Egipto, gran parte de esta colección, la segunda más importante después de la del Museo del Cairo, fue adquirida en 1801 tras la derrota de Napoleón durante la campaña en Egipto.

Montague House, el edificio original estaba repleto, ya no cabía ni un alfiler y empezaron las ampliaciones y remodelaciones, a finales del siglo XX se decide hacer una obra más radical y profunda que permitiera exponer mejor todas las colecciones y que fuera más cómoda para el visitante.

Las obras acabaron en el año 2003 coincidiendo con el 250 aniversario del museo, pero a pesar de las gran reforma que se llevó a cabo no todos los objetos pueden ser expuestos, y muchos, muchísimos de ellos están a buen recaudo en los sótanos del museo.

Controversia de la colección

El British Museum al igual que el Louvre, siempre han estado rodeado de cierta controversia en cuanto a la obtención de los objetos que forman parte de su colección.

Los gobiernos de países que consideran que han sido expoliados como Egipto o Grecia, han reclamado la devolución de algunas de sus obras, sin embargo el gobierno británico siempre se ha negado basándose en una ley de 1753 que prohibe la salida del país de cualquier pieza original.

A lo largo de todos estos años sólo se han devuelto unas cenizas procedentes de aborígenes de la región de Tasmania en Australia.

Todo lo que puedes ver en el British Museum

Lo primero que tengo que decirte es que es imposible ver todo el museo en un sólo día, y si lo que estás pensando (que es lo más normal) dedicarle dos o tres horitas, hay que organizarse y por lo menos para ver lo más importante.

La parte central del Museo es el Great Court, una amplia entrada circular con una enorme vidriera en el techo, en el centro está la Reading Room, la Sala de Lectura. Esta sala ha estado abierta al público hasta el año 2013 pero desgraciadamente ahora está cerrada, y no se sabe cuando se abrirá porque se está valorando que hacer con ella.

Para tu visita debes saber que el Museo está dividido en tres plantas, y en cada planta hay varias salas, cada una dedicada a un tema en particular.

Las salas organizadas por culturas son:

Africa – Sala 25

América – Salas 26 y 27

Antiguo Egipto – Salas 4,61,62,63,64,65 y 66

Antigua Grecia y Roma  – Sala desde la 11 a la 23, de la 70 a la 73, 77,78, y de la 82 a la 85

Asia – Salas 33, 67,92 a 95

Europa – Salas 38 a 41, y de la 46 a la 51

Oriente Medio – Salas 6 a la 10, 34, y de la 52 a la 59

Mi recomendación es que elijas antes de ir que te apetece ver. Las salas más visitadas y es que son realmente espectaculares, son las pertenecientes a las culturas antiguas, Egipto, Grecia y Roma, pero por supuesto esto va en gustos.

Eso si, creo que hay algunos elementos que no debes perderte:

Piedra Rosetta. Sala 4. Es un fragmento de un antiguo monumento egipcio que data del 196 a.C que contiene parte de un decreto escrito en jeroglíficos egipcios, en escritura demótica y en griego antiguo. Esta pieza es tan importante porque gracias a ella se pudieron comenzar a entender los jeroglíficos egipcios.

Esculturas del Partenon. Sala 18. Rodeada de mucha polémica por la forma en la que se obtuvieron, puedes ver aquí las esculturas que formaban parte del friso del Partenón de Atenas

Momia de Katebet. Sala 63. Esta momia que data aproximadamente del 1300 a.C fue descubierta en 1890 y ha sido una de las momias más estudiadas.

Estatua de Ramses II. Sala 4. Una de las piezas más grandes del British Museum.

Hoa Hakananai’a. Sala 24. Procedente de la Isla de Pascua en la Polinesia, es esta escultura conocida como moai. Seguro que te suenan las famosas esculturas humanas de la Isla de Pascua.

Armadura Samurai. Sala 93. Completa armadura procedente de Japón formada por elementos de diferentes períodos, desde el siglo XVI al XIX.

Serpiente de Turquesas. Sala 27. Este adorno de la época azteca del siglo XV, esta realizado en madera y cubierto con un mosaico de turquesas.

Además de las colección permanente, hay varias exposiciones temporales que muestran algunos de los objetos que no están habitualmente a la vista de los visitantes.

Para que puedas organizarte, puedes descargar el plano del museo.

Además de las colecciones, el British Museum tiene tres cafeterías para poder tomar algo y una tienda muy, muy completa que a mi me encanta (he de decir que las tiendas de los Museos me gustan mucho).

Tienen un guardarropa dónde puedes dejar abrigos y paraguas y así hacer la visita más cómodamente. No se puede entrar con bolsas, mochilas o maletas grandes, recuérdalo antes de ir.

AHORRA CON TU LONDON PASS

DISFRUTA LONDRES CON ESTOS TOUR

Ver más Tour y Excursiones en Londres

RESERVA AHORA TU HOTEL AL MEJOR PRECIO

 

Booking.com

British Museum