De vez en cuando hay que romper con la rutina, con los problemas del día a día y mimarse un poquito.

Te proponemos un fin de semana (o los días que tu quieras, faltaría más) de relax, y ¿Que puede haber más relajarte que pasar unos días tranquilos en un spa?

Puedes encontrar muy buenas ofertas en spas que seguro se pueden adaptar a tu bolsillo y a tus preferencias.

Si te apetece y ya te estás visualizando en estado de relajación físico y mental, sigue leyendo porque aquí van algunos consejos para disfrutar de una escapada relax perfecta.

Elige el destino perfecto

Para disfrutar de unos días de tranquilidad no hace falta irse muy lejos, es más yo te aconsejaría que no dedicarás mucho tiempo al traslado para que llegues tranquilo y sin estrés.

Puedes elegir una ciudad no muy grande pero con posibilidades.

De esa forma podrás combinar tratamientos y spa con una cena romántica y un paseo por la ciudad, incluso con alguna visita interesante.

Por ejemplo, Granada puede ser una magnífica opción, hemos encontrado interesantes ofertas en Weekendesk para pasar unos días.

Granada
En una ciudad como Granada, puedes disfrutar de estupenda gastronomía y de grandes atractivos culturales.

No me digas que no es apetecible una visita a la Alhambra (recuerda reservas tus entradas) por la mañana, pasar una relajada tarde en el spa y por la noche una cena romántica en alguno de los muchos sitios que hay en la ciudad.

Si quieres un sitio realmente especial, te recomiendo La Fábula, a nosotros nos encantó la última vez que estuvimos en la ciudad, y aunque no es especialmente barato, compensa el precio que pagamos por la exquisita cena que tomamos, y además el sitio es precioso.

Desconecta, desconecta, desconecta…

Si te pasas el día mirando el móvil, leyendo los correos, llamando por teléfono, marcando horarios… así es imposible, que te voy a contar.

Intenta desconectar lo máximo posible, olvídate de móviles, horarios,  obligaciones incluso de grandes planes.

Recuerda que vais a relajaros, si os apetece echaros un siesta, pues adelante, a los que nos gusta viajar nos parece una gran pérdida de tiempo el dormir (a mi por lo menos) porque intentas aprovechar el tiempo lo máximo posible.

Pero estamos hablando de un viaje de relax, en el que lo importante es disfrutar, descansar y dejarse llevar por lo que nos apetece en cada momento.

Si lo consigues, ¡enhorabuena! seguro que a la vuelta estarás como nuevo/a.

Disfrutando del spa o balneario

Si no has estado nunca en un hotel con spa o balneario, quizás no sepas la diferencia entre ambos.

La diferencia radica en sus aguas, las aguas de un balneario son medicinales mientras que un hotel con spa no tiene que ser así.

Por lo demás, ya dependerá del hotel o balneario que elijas los servicios y tratamientos variarán.

Lo que si es invariable es que cuentan con una piscina spa interior con agua climatizada con diferentes chorros, camas, jacuzzis, etc..

Estas piscinas suelen tener un horario muy amplio, en algunas ocasiones incluso te indican cuales son las horas de mayor afluencia, también es posible que se establezcan horarios específicos para que las familias acudan con niños.

Planes-para-Navidad-1
 

A la hora de elegir tratamientos, podrás encontrar desde masajes relax, de cuerpo entero o parciales o diferentes tipos de tratamientos de belleza.

Todo dependerá de lo que te apetezca, pero un masaje relax en pareja es una de las mejores opciones.

Todos estos hoteles tienen una carta con todo lo que ofrecen, y en muchas ocasiones tienes ofertas para los clientes que se alojan en su establecimiento.

Ten en cuenta también que hay infinidad de tratamientos que aplicados una sólo vez no sirven para nada, elige bien y si tienes dudas, te podrán ayudar a elegir.