CONSEJOS PARA VIAJAR A ESTADOS UNIDOS

 

Visitar Estados Unidos, puede ser una experiencia increíble y gratificante, para que puedas disfrutar a tope de este viaje, hemos preparados los mejores consejos para viajar a Estados Unidos, que te evitarán problemas y disgustos, aquí os dejamos 12 que consideramos son claves.

1. Contratar un seguro médico

Estados Unidos, es un país en los que podrás encontrar el mejor y más avanzado servicio médico del mundo, pero también es uno de los más caros, una consulta normal, son unos 150$, pero una visita a urgencias por un esguince por ejemplo, pueden ser 1.000$, contratar un seguro médico cuando vas a viajar a Estados Unidos es algo imprescindible.

Si tienes algún seguro médico privado, del tipo Sanitas o Asisa, consulta con ellos antes de viajar, ya que dependiendo de la compañía, pueden tener cobertura en Estados Unidos.

A la hora de contratarlo, asegúrate de cual es la forma de pago en el caso que tengas que acudir a un hospital o consulta, en algunos casos, tiene que acudir a algún centro concreto, o adelantar primero el dinero y luego solicitar el pago.

Lee atentamente que coberturas tiene y si tiene o no franquicia, y que pasos debes seguir.

Lo normal es contratar el seguro médico, junto con un seguro de viaje, que incluye además otro tipo de coberturas como pérdidas de vuelo o equipaje, alguno incluye también la pérdida de material más específico como equipos fotográficos, móviles o tabletas electrónicas y coberturas más específicas para los que son más aventureros y realizan actividades de riesgo.

Es posible que tu seguro de hogar o de coche, tenga opciones de seguros de viaje, consúltalo con ello, ya que puedes tener algún descuento.

Los precios varían mucho, un seguro de viaje (con seguro médico incluido) para dos semanas por persona puede costar entre 60 y 100€.

Compara diferentes seguros y elige el tuyo, pero no te arriesgues a viajar sin él.

En nuestros viajes siempre hemos utilizado World Nomads esta compañía recomendada por Lonely Planet, tienen precios muy competitivos, con amplias coberturas médicas y de viaje, incluso para los más aventureros, es posible contratarlos por cortos períodos de tiempo, y además tienen pólizas familiares que pueden hacer que te ahorres un buen pellizco.

Mi experiencia con esta compañía es totalmente satisfactoria, tuve problemas con un coche de alquiler y me cubrieron la franquicia que tenía de la compañía de alquiler sin ningún problema.

Comprueba cuanto te costaría tu seguro de viaje:

 

 

2. Documentos para viajar a Estados Unidos

Para viajar a Estados Unidos durante un período inferior a 90 días, no es necesario visado si procedes de España, o alguno de los siguientes países exentos:

Alemania, Andorra, Australia, Austria, Bélgica, Brunei, Corea del Sur, Chile, República Checa, Dinamarca, Estonia, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Hungria, Holanda, Islandia, Irlanda, Italia, Japón, Letonia, Lituania, Liechtenstein, Luxemburgo, Mónaco, Noruega, Nueva Zelanda, Portugal, República de Malta, San Marino, Singapur , Suecia y Suiza, Taiwan.

Sin embargo son obligatorios tanto el pasaporte de lectura electrónica (si tenemos un pasaporte antiguo, aunque no esté caducado hay que cambiarlo) y realizar la solicitud de ESTA.

El ESTA, es un sistema de pre-autorización para entrar en Estados Unidos. Hay que solicitarlo al menos con 72 horas de antelación a la fecha de salida, lo normal es que de forma prácticamente inmediata se reciba la autorización, que hay que llevar impresa.

Rellenar la solicitud de  ESTA es muy sencillo, consiste en rellenar una serie de preguntas, y para completarlo es necesario tener a mano:

  • Pasaporte
  • Billete de avión y dirección durante la estancia.
  • Tarjeta de crédito (no se aceptan el pago con tarjetas de débito)

El precio del ESTA son 14$ por persona y la aprobación es válida durante 2 años, si se vuelve a viajar durante ese período, sólo hay que acceder de nuevo, y actualizar los datos.

Si tienes dudas sobre como debes rellenarlo consulta nuestra post Completar el formulario ESTA.

SOLICITUD DE ESTA

En el avión, nos entregarán otro formulario que también habrá que rellenar y entregar al pasar el control de pasaportes a la llegada (uno por familia).

Cuando llegues a la aduana, un policía te tomará las huellas y te hará una foto.

Por supuesto te comprobarán el pasaporte y lo normal es que te hagan preguntas sobre el motivo y duración del viaje.

En algunos aeropuertos de entrada, como Nueva York " href="http://planitravel.es/project/nueva-york/" target="_blank">Nueva York o Washington, puede haber colas que pueden llegar a ser de una hora o más.

Si tienes un vuelo de conexión, pregunta a las personas que hay allí porque te derivarán a otra cola con menos gente para que no pierdas el vuelo.

3. Equipaje facturado

Las autoridades estadounidenses tienen autorización para inspeccionar el equipaje en el aeropuerto en busca de explosivos y sin nuestra presencia, sabrás que te ha tocado porque te encontrarás con un papelito en el interior de la maleta en el que te informan.

Como están autorizados a abrir la maleta empleando los métodos que consideren oportunos y sin posibilidad de reclamar daños, las maletas NO se pueden plastificar, y los candados para cerrarlas, deben ser candados aceptados por la TSA (Transportation Security Administration), estos candados están marcados con un rombo de color rojo y tienen códigos específicos para los aduaneros americanos.

Si piensas que ya que te pueden abrir la maleta mejor no le pones un candado, olvídate porque si alguien (que no sea de la aduana) mete algo en tu maleta el responsable serás tú.

Y ya que pueden abrir la maleta cuidado con los artículos prohibidos, si no estás seguro, de que cosas puedes transportar, puedes descargarte la aplicación “Can I Bring…?”  para Iphone y Android, en la que puedes informarte acerca de artículos que desees facturar, o consultar la página oficial de la TSA.

Un ejemplo son regalos envueltos, aunque específicamente no está prohibido, al no ver lo que es, si pueden abrirlos.

Guia Nueva York HTML Map

4. Tarjetas de crédito

Es una práctica habitual, que los hoteles en Estados Unidos, hagan un bloqueo en nuestra tarjeta de crédito, por el precio total de la estancia, más una cantidad extra, además este bloqueo puede tardar en anularse hasta 15 días después del cobro si el hotel no lo solicita expresamente, cosa que no suele suceder.

Comprueba el límite disponible de tu tarjeta de crédito y asegúrate que es un límite suficiente para afrontar los bloqueos, y solicita en el hotel cuando hagas el check-out que desbloqueen la cantidad inicial.

5. Conducir en Estados Unidos

Si vas a conducir en Estados Unidos, es recomendable que solicites el Carnet de Conducir Internacional, normalmente en la mayoría de las agencias de alquiler de coche, el carnet de conducir español suele ser aceptado, pero pueden solicitarte el internacional. En cualquier caso, debes llevar los dos, ya que el permiso internacional no es válido sin el del país de origen.

En España, para solicitarlo debes solicitarlo en la DGT (Dirección General de Tráfico), pide cita previa a través de su web, imprime el formulario que os aparecerá cuando finalice el proceso de cita, y acude a la Jefatura elegida el día de la cita con la siguiente documentación:

  • DNI, Pasaporte o Tarjeta de Residencia Original en vigor
  • Fotografía actualizada en color de 32×26 mm en color
  • Carnet de conducir original en vigor
  • Formulario impreso
  • Tasa 10€

Es posible que tu seguro de coche o club automovilísticos como el RACE, se encarguen de realizar estas gestiones, aunque pueden cobrarte un sobrecargo.

En el momento de alquilar tu coche comprueba si tu seguro de viaje cubre el alquiler de vehículo, si no es así, te recomendamos que lo contrates con la compañía de alquiler, que suele cobrar un pequeño recargo por día de entre 10$ y 20$, pero que te ahorrará muchos dolores de cabeza.

Conducir por Estados Unidos es sencillo las autopistas, son grandes, cómodas y tienen buenas indicaciones, aún así será más fácil si llevas desde tu país de origen, tu propio navegador con las direcciones principales grabadas, así no dependerás de que en la oficina de alquiler de coches tengan navegadores disponibles.

Es importante seguir las normas de circulación, el no hacerlo puede llevar a  multas de infarto o incluso a penas de cárcel.

En el caso de que te pare la policía, NO te bajes del coche, espera que se acerque, mantén las manos a la vista encima del volante y facilita toda la documentación que te soliciten.

  • Respeta siempre los límites de velocidad (recuerda que está expresado en millas por hora). Los límites pueden variar dependiendo del estado por el cual circules, pero por norma general la velocidad en zonas urbanas es de 25 kph (40 km/h), y entre 65-75 kph (105-120 km/h) en autopista.
  • El uso de cinturón es obligatorio en todos los asientos
  • Si te encuentras con un semáforo en rojo intermitente, significa que tienes que parar antes de avanzar y amarillo intermitente que puedes avanzar con precaución.
  • Está completamente prohibido conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, y puede conllevar pena de cárcel.

En las grandes ciudades conducir puede ser un auténtico reto por la cantidad de tráfico que puedes encontrar lleva algún mapa impreso, a veces los navegadores no funcionan correctamente y no cogen señal debido a la altura de los rascacielos.

Ten en cuenta que los semáforos, están en el cruce siguiente y no en tu propio cruce como en España.

Si lo que estás pensando es alquilar una caravana para recorrer Estados Unidos, en la página Recreational Vehicle Association of América, tiene toda la información que necesitas y en Cruise America es posible alquilar una.

Si te animas, los precios suelen rondar entre 1.000$ y 1.500$ por semana para el cargo de kilometraje, que son unos 250$ por semana.

En las carreteras hay zonas para estacionar la caravana, y en los campings, el coste por noche suele ser de 20$.

6. Controles en los aeropuertos de Estados Unidos

Todos sabemos que pasar los controles de los aeropuertos es un suplicio y en Estados Unidos más, mi recomendación para pasarla es sencilla: Armate de paciencia no hay más.

Siempre debes descalzarte, sacar todos los aparatos electrónicos que tengas guardados en equipaje de mano (incluidas las tablets), y llevar los líquidos siempre en bolsas transparentes y en botes de no más de 100 ml.

La última norma que han incluido es que los móviles y tabletas deben ir completamente cargados de batería, pueden obligarte a encenderlo y si no tiene batería o no se enciende, están autorizados a requisarlo.

En algunas de las atracciones más visitadas de las grandes ciudades, como el Empire State o la Estatua de la Libertad, también hay controles de este tipo, evita las grandes bolsas y mochilas porque pueden impedirte la entrada.

7. Propinas en Estados

En Estados Unidos, el concepto de propinas es diferente al que tenemos en España, Europa o Sudamérica, la propina no es algo opcional y que premia o no el buen servicio, es casi obligatoria, y hay que contar con ella como parte de los gastos, en los bares y restaurantes lo normal es dejar entre un 15% y un 20%, y si el servicio ha sido excepcional se llega hasta el 25%, a mi la verdad es que me cuesta porque no estoy acostumbrada a dejar porcentajes tan altos, yo suelo dejar un 15% siempre.

También se suele dejar propina a los taxistas (si el trayecto tiene precio fijo y la propina está incluida, está indicado en el vehículo), a los maleteros de los hoteles y guías turísticos.

Para los americanos es una parte importante de su sueldo o incluso todo su sueldo, así que no dudarán en pedirlo e incluso en reclamarte un porcentaje mayor, si el que has dejado es insuficiente, no te enfades forma parte de su cultura.

En algunos restaurantes, se incluye automáticamente en la cuenta, aunque en la gran mayoría, si vas a pagar con tarjeta, se indica en el terminal con el que te cobran solo tiene que poner la cantidad que quieres incluir como propina (tips).

Si pagas en efectivo en la nota que te entregarán, tendrás un espacio para indicar que propina quieres incluir.

8. Cambio de divisas

Siempre es mejor llevar algunos dólares desde tu país de origen para que al llegar allí no tengas que ponerte a buscar las oficinas de cambio.

Si necesitas cambiar una vez allí, puedes hacerlo en bancos, oficinas de cambio y aeropuertos, aunque no suelen tener una tasa de cambio muy buena.

Es posible sacar dinero en cajeros automáticos, pero consulta antes con tu banco cual es la comisión que cobran, ya que en algunos casos puede llegar hasta el 5%.

Lo más cómodo es llevar una tarjeta de crédito, cuidado con las de débito, ya que no siempre las aceptan.

Las más aceptadas son VISA y American Express, y casi todo (por no decir todo) se puede pagar con tarjeta.

Un consejo extra con el uso de tarjetas: Es bastante habitual que sobre todo en restaurantes al pagar con tarjeta, el camarero se la lleva para hacer una pre-autorización, después te la trae pones la propina y ellos ya hacen el cargo oportuno.

Se que es un rollo y que a lo mejor te da hasta vergüenza, pero levántate y no pierdas de vista la tarjeta.

A mi ya me ha pasado una vez que en una de estas se debieron quedar con la numeración y como evidentemente saben que eres extranjero un mes más tarde me encontré con un cargo de más de $1.000 en tres compras de internet.

La solución definitiva, y que es lo que yo hago ahora, es tener una tarjeta sólo para viajes y al volver la cancelo y pido una nueva diciendo que la he perdido.

Así se acaba el problema.

9. Prohibiciones de fumar y consumo bebidas alcohólicas

Estados Unidos es un país muy estricto con las prohibiciones de fumar, está prohibido fumar en todos los recintos aunque sean abiertos, como un parque de atracciones o un parque (en Central Park, por ejemplo, está prohibido fumar), aunque algunos de estos sitios cuentan con espacios específicos para fumadores.

También son muy estrictos con el alcohol, la edad mínima para consumir alcohol es de 21 años, si vas a viajar con menores de 16 años, también está prohibido que accedan a un establecimiento que sirva alcohol.

Si se trata de un restaurante (por ejemplo un Hard Rock Café), los menores pueden acceder pero no pueden sentarse en la barra.

El incumplimiento de estas leyes, puede acarrear fuertes multas o incluso pena de cárcel.

10. Corriente eléctrica en Estados Unidos

La corriente eléctrica en Estados Unidos es de 110v, mientras que en Europa se suele utilizar la de 220v.

La gran mayoría de cargadores, como los de los móviles, cámaras fotográficas o tabletas, pueden funcionar correctamente a 110v, sin embargo otros aparatos como los secadores de pelo, sólo funcionan a 220v, lo que significa que funcionaría mal y muy lentamente.

Comprueba si tus aparatos aceptan el voltaje variable, si es así en la etiqueta indicará: Input 100-240V

Además de la corriente, hay que tener en cuenta las clavijas utilizadas, en Estados Unidos las clavijas son planas, mientras que en Europa son redondas, por lo que necesitaremos una adaptador para poder enchufar nuestros aparatos.

Algunos cargadores vienen incluidos con estos adaptadores, si no es tu caso puedes comprarlos en cualquier tienda de electricidad o grandes superficies.

Los hay modulares con varios tipos, a mi son los que más me gustan, pero también los tienes compactos y sencillos que son algo más baratos.

Aunque si viajas mucho es una buena inversión los primeros.

11. Tallas de ropa y calzado

Tanto las tallas de ropa como de calzado en Estados Unidos son diferentes a las europeas, tenlo en cuenta a la hora de realizar tus compras:

Conversión tallas de ropa de mujer

EUROPA ESTADOS UNIDOS
36 4
38 6
40 8
42 10
44 12
46 14
48 16

 

Conversión tallas de ropa de hombre

EUROPA ESTADOS UNIDOS
44 34
46 36
48 38
50 40
52 42
54 44
56 46

Conversión tallas zapatos de mujeres

EUROPA ESTADOS UNIDOS
36 5
37 6
38 7
39 8
40 9

Conversión tallas zapatos de hombre

EUROPA ESTADOS UNIDOS
38 6
39 7
40 8
41 9
42 10
43 11
44 12
Guia Nueva York HTML Map

12. Impuestos en las compras

Los impuestos a la hora de comprar en Estados Unidos, varían de un estado a otro, hay que tener en cuenta que el precio que aparece en la etiqueta de cualquier producto no suele incluir los impuestos, por lo que hay que asegurarse cual es el % de impuestos que lleva cada artículo, ya que el impuesto también es diferente dependiendo del producto.

Hay algunos estados que no cobran este tipo de impuestos como Oregón, Delaware, Alaska, Nuevo Hampshire y Montana, en el resto de estados este porcentaje pueden variar entre un 4% y un 7%.

Como este impuesto no lo recauda el gobierno, no es posible solicitar una devolución como ocurre en otros países.

Nuestra selección para viajar