Cierto es que acaba de terminar el verano y muchas personas ya están inmersas en plena rutina laboral.

No obstante, esta nueva situación no tiene porqué significar ni que todo el mundo esté de vacaciones, ni de que no se pueda aprovechar un fin de semana o un puente viajando, aunque sea a algún destino relativamente cercano.

Para aquellas personas que puedan disfrutar de vacaciones en otoño, la opción de hacer el Camino de Santiago en estas fechas es una posibilidad, pues a pesar de que los días son más cortos, el clima es más llevadero, sobre todo si las lluvias no acompañan.

Para quien tenga menos tiempo, Toledo es una ciudad que al menos hay que ir una vez en la vida y que no requiere de muchos días para conocerla y la posibilidad de viajar en Ferry no implica tener que pedir demasiados días de vacaciones.  

Captura de pantalla 2018-10-17 a las 17.11.32
 

¿Por qué recorrer El Camino de Santiago?

Este viaje comprende integrarse con la historia, ya que, el Camino de Santiago data del año 812 (aproximadamente), cuando un ermitaño de nombre Pelayo descubrió las presuntas reliquias del Apóstol Santiago en Compostela, Galicia. Es así como el Rey de Asturias, Alfonso II, viajó hasta el lugar, convirtiéndose en el primer peregrino y construyendo una pequeña iglesia como muestra de su fe. De allí en adelante muchos fueron los monjes y reyes con sus cortes que realizaron esta hermosa y religiosa peregrinación.

De esta forma se conocerá  parte de la historia que data de la época Medieval, realizando el recorrido tal como lo hizo dicho rey para llegar a la tumba atribuida al apóstol Santiago, situada en la cripta de la catedral de Santiago de Compostela.

Hoy, los motivos para hacer este camino no son estrictamente religiosos, sino que son realizados con la finalidad de disfrutar del senderismo mientras contempla la majestuosidad de los paisajes del norte y experimentar el contacto con la naturaleza.

También, interactuar con otros visitantes de diversas partes del mundo, y así conocer diversas costumbres y culturas. Además, el camino de Santiago es una forma para que el peregrino experimente un crecimiento personal y pueda conocerse mejor.

Existen empresas como www.santiagoways.com que hacen que el camino sea todavía más placentero, pues se encargan de reservar alojamiento en los mejores hostales y pueden llevar el equipaje durante el transcurso del camino.

Marruecos, tan cerca y tan lejos

Marruecos es un país que, aunque separado por el estrecho de Gibraltar, se encuentra a tan solo 14 kilómetros de España. Pero lo más llamativo dentro de esta corta distancia las similitudes culturales entre ambos países es prácticamente inexistente. Un turista de España aquí se puede considerar a muchos kilómetros de su casa.

Se trata de un país con una cultura muy distinta, con un clima que no tiene nada que ver con el que disfruta en España. Si es verdad que la cercanía y el calor de su pueblo hará sentir a este turista esa sensación de haber sido acogido que le alejará del anhelo de su casa.

Lo mejor de todo, es que a Marruecos se puede ir fácil a través de un ferry como los de Giromarfly. Tan solo ha de reservar su billete en el puerto más cercano de su ciudad, elegir el destino y las fechas de ida y vuelta.

La ciudad de la tres culturas

Si por algo se caracteriza Toledo es por la de ser una ciudad con una riqueza cultural simpar en toda España, pues en ella hoy conviven restos de poblaciones cristiana, musulmana y judía. Aquí el turista puede visitar algunos puntos imperdibles como el Alcázar de Toledo, la mezquita del Cristo de la Luz, la Catedral o la sinagoga de Santa María la Blanca.

Sin duda, una ciudad con mucho que contar. Tanto que es una ciudad que ofrece una visión distinta si es visitada de día o de noche. Las rutas nocturnas para visitar Toledo de día o de noche descubren al turista un sinfín de historias que explican lo que hoy es esta ciudad. Historias bonitas, historias mágicas e historias sin resolver.

El idioma es importante

Si se viaja al extranjero es conveniente poder expresarse, aunque sea mínimamente, en el idioma pertinente si no se quiere pasar algún rato desagradable por no conocer la lengua.

En este enlace se explican con detalle los servicios de traducción profesional que ofrece esta agencia de traducción española especializada en el sector de los viajes y el turismo.

No hace falta ser un experto en la lengua nativa del país de destino, pero sí puede hacer el viaje más llevadero el hecho de saber cuales son esas expresiones básicas, tanto para entender a los habitantes como para que el turista se haga entender.