Granada tiene un montón de razones para ponerla en nuestra lista de próximos destinos.

Visitar la Alhambra de Granada, desde luego es uno de los motivos más importantes, una construcción única en el mundo que aunque suene a tópico hay que visitar al menos una vez en la vida.

Es un lugar impresionante, que por mucho que hayas visto y oído no es comparable a estar allí dentro.

Pero no es ni de lejos el único motivo para realizar una escapada a Granada.

Pasear por el Barrio de Albaicín, flipar con las vistas desde el Mirador de San Nicolás, las mejores vistas de la Alhambra las tendrás desde aquí, visitar la Catedral, relajarte en sus baños árabes, y por supuesto disfrutar de su gastronomía en algunos de sus muchos restaurantes.

En Granada el concepto de tapeo alcanza otro nivel, y tanto la oferta como la calidad gastronómica es buenisima, no puedes dejar de probar algunos de sus platos más típicos como el remojón granadino, las quisquillas de Motril o la olla de San Antón.

Si te animas a visitar o a re-visitar la ciudad en el caso que ya hayas estado, vas a encontrar una gran variedad de alojamientos en Granada, desde alojamientos económicos, apartamentos y por supuesto hoteles de lujo.

Restaurantes en Granada

Por supuesto hay muchísimos más restaurantes en Granada, pero sería imposible ponerlos aquí todos, esta es nuestras selección particular.

Atelier Casa de Comidas

Es uno de los mejores restaurantes de Granada, no tiene nada que envidiarle a restaurantes con estrella Michelín.

Tiene la categoría Bib Gourmand de Michelín, lo que garantiza su calidad y buen hacer.

El restaurante ofrece una cocina contemporánea con toques internacionales.

Tiene una carta muy interesante, con una parte fija y una parte que varía según la temporada.

Cuenta con un muy recomendable menú degustación que a día de hoy (2022) tiene un precio de 50€ por persona, si vas con niños también tienen un menú degustación para niños por 20€, un detalle que no es nada habitual.

Amazonia Fine Food

Un sitio en Granada que combina el producto nacional con ingredientes exóticos, una locura de texturas y sabores que sorprende (para bien) a todos los comensales.

Puedes encontrar platos como Falafel, un clásico guacamole o una sorprendente ensalada de lentejas con mango.

Las gyozas, los baos y ceviches conviven a la perfección con unas anchoas del cantábrico o un auténtico jamón ibérico.

Y todo en un ambiente único y especial, si buscas un lugar diferente, divertido y con comida muy rica, este sitio es perfecto.

Las Tomasas

Situado en el barrio de Albaicín y con unas vistas de infarto de la Alhambra, Las Tomasas es un restaurante de cocina tradicional en Granada, que adapta su carta a la temporada.

Cuenta con una carta con bastante variedad que incluye platos típicos como el remojón granadino, el salmorejo o el rabo de toro.

Pero también cuenta con dos menús degustación, uno tradicional con 7 pases, con maridaje incluido y que tiene un precio de 50€, o un menú de autor con maridaje por el mismo precio, en ambos casos es necesario contratarlo en el momento de hacer la reserva.

La Pajuana

Si hay algo que hay que hacer en Granada si o si, además de visitar la Alhambra, es salir de tapas, en esta ciudad es todo un arte y no probar sus tapas es un sacrilegio.

Uno de los mejores restaurantes de Granada para probar esta forma de comer, es La Pajuana.

Es un sitio no muy grande que se llena enseguida, reservar es casi obligatorio si quieres asegurarte una mesa.

Tapas creativas y sabrosas, además de raciones abundantes y muy ricas, sitio imprescindible en Granada.