Para los que vivimos en España, Portugal, es a veces la gran desconocida, está tan cerca, que no le damos el valor suficiente, y la verdad es que esconde verdaderas joyas, en cuanto a ciudades o pequeños pueblos, con mucho encanto.

Oporto, es una de esas ciudades, con un aire decadente y melancólico, como de otra época más gloriosa, de la que sólo quedan algunos vestigios.

Si no has estado nunca, es un destino muy recomendable, que seguro que te sorprende.

Si ya conoces Lisboa, a lo mejor piensas que no merece la pena, que será más de lo mismo.

Pero ya te digo desde ahora que para nada, de hecho es bastante diferente.

Oporto tiene la ventaja de ser una ciudad bastante económica, dónde se come muy bien y barato, prácticamente se puede recorrer a pie y el alojamiento es muy asequible.

¿Deseando descubrir y sabe que ver en Oporto? Empieza con esta super guía y ¡prepara tu viaje!

Oporto, la ciudad del Duero

Antes de comenzar, un primer consejo fundamental para visitar Oporto.

Lleva unos cómodos y buenos zapatos para caminar, porque lo vas a necesitar.

Oporto es una ciudad que se disfruta andando, pero esta llena de cuestas y suelos de adoquines, así que hay que estar preparado para no acabar por la tarde con los pies del Bigfoot.

Si no te apetece caminar tanto, también puedes coger el autobús turístico de Oporto que tiene paradas en los puntos más importantes, y que te permite subir y bajar todas las veces que quieras.

Es una forma cómoda de visitar Oporto.

Avenida Dos Aliados

Es la avenida principal de Oporto, es una avenida ancha, con un bulevar en el centro.

En un extremo de la Avenida, está la Praça da Liberdade dónde verás una estatua ecuestre.

Se trata de la estatua del rey Pedro IV, la estatua fue realizada en 1862, y lo que lleva en la mano, es la carta constitucional al pueblo.

Casi al lado, a su derecha, está el Mc Donald’s más bonito que vas a ver nunca.

El edificio en el que está, es un edificio modernista, que conserva toda la decoración original, incluidas las vidrieras.

No te voy a aconsejar que te tomes allí una hamburguesa, pero si que entres a verlo, porque merece la pena, y además ¡gratis!.

 

Oporto
 

En el otro extremo de la Avenida Dos Aliados, hay un edificio precioso, con una torre central, es Cámara Municipal de Oporto.

Pero no es el único edificio bonito de la avenida.

Fíjate en los edificios situados a los lados de la calle, de estilo modernista, datan de principios del siglo XX.

Hoy en día casi todos están ocupados por oficinas bancarias, además de algún hotel, y uno o dos abandonados.

Por cierto, al lado de la Cámara Municipal, está la Oficina de Turismo.

Allí te darán mapas de la ciudad, tienes la opción de comprar la tarjeta de transporte si la necesitas, además de entradas e información de toda la zona.

Esta zona, sirve de frontera, entre la zona más rica y la más desfavorecida de Oporto.

Estación de San Bento

Praça de Almeida Garret

Muy cerca de la Avenida Dos Aliados, está la Estación de tren de San Bento.

No puedes perderte los casi 20.000 azulejos (algunos dicen 17.000), que decoran las grandes paredes de la entrada de la estación.

Realizados entre los años 1905 y 1916, en colores azul y blanco, muy típico de la decoración portuguesa, representan escenas cotidianas de la vida en Oporto.

Oporto
La estación está construida sobre un antiguo convento del siglo IX.

Catedral de Oporto

Terreiro da Se

Saliendo de la Estación de San Bento, subiendo la cuesta, te encontrarás a mano derecha, la Catedral de Oporto, o de la Se.

Está situada en uno de los sitios más elevados de Oporto.

La catedral comenzó a construirse a principios del siglo XII, y finalizó a principios del siglo XIII.

Fue escenario de la boda del rey Juan I de Portugal con Felipa de Lancaster en 1387.

En la plaza, frente a la entrada principal, se encuentra el lugar dónde se colgaba a los condenados.

En el interior, a la izquierda del altar principal, hay un altar, construido íntegramente en plata.

Para salvarlo de las tropas francesa durante la invasión Napoleónica, tuvieron que levantar un muro de yeso para ocultarlo e impedir que fuera saqueado y destrozado.

La entrada a la Catedral de Oporto, es gratuita, pero si quieres entrar a ver el claustro, decorado con azulejos que reflejan la vida religiosa del siglo XIV, hay que pagar 3€.

Por su ubicación, es un sitio, desde el que podrás disfrutar de muy buenas vistas de Oporto.

Puente Don Luis I

Avenida Dom Alfonso Henriques

Volviendo a la calle principal, por la que habéis venido, y bajando una pequeña cuesta (que luego desgraciadamente habrá que subir…), llegarás al Puente Don Luis I.

Es el puente más famoso de Oporto, y no, no fue diseñado ni construido por Gustave Eiffel, ya sabes el de la Torre Eiffel, sino por un discípulo suyo de origen belga que se llamaba Theodophile Seyring, (y del que nadie se acuerda…).

Se inauguró en 1886 y unió las ciudades de Oporto y Vila Nova de Gaia (Vila Nova es la ciudad que está al otro lado del Duero, y dónde están todas las bodegas).

<Oporto
 

El puente está construido en dos niveles, la parte superior está a 52 metros de altura y la inferior a 10 metros.

Desde arriba las vistas son espectaculares, especialmente si es un día claro, y al atardecer.

Por la parte superior, cruza el metro (así que ten cuidado), y se puede cruzar andando.

Por la parte inferior, circulan los coches, y también se puede pasar andando.

Las mejores vistas las tienes desde la parte de arriba, y por supuesto las fotos más bonitas las podrás sacar desde aquí.

Teleférico de Gaia

Si cruzas el puente, hasta Vila Nova de Gaia, podrás subir al Teleférico de Gaia, que te lleva desde la parte de arriba de Vila Nova de Gaia, hasta abajo.

Oporto
 

Es un recorrido de unos 5 minutos que lo que te evita es tener que bajar (o subir) la cuesta, y disfrutar de bonitas vistas.

Sin embargo es de lo más caro de Oporto, un viaje cuesta 5€, casi compensa coger el de ida y vuelta, que cuesta 8€.

Si vais en familia, podréis coger el ticket de ida y vuelta, para dos adultos y dos niños que cuesta 20€.

Zona Ribeira

La zona más popular de Oporto, es la zona de la Ribeira.

Comienza bajo el Puente Don Luis I, y es la zona a orillas del río Duero.

Una zona muy, muy animada, con muchos restaurantes, y con unas vistas preciosas del otro lado del Duero y del Puente Don Luis I.

La parte negativa, es que esta zona, es la que más turistas recibe.

Así que los precios en los restaurantes, es más elevado que en otras zonas de Oporto, y la calidad es peor.

Aquí encontraréis pocos portugueses en general, que estén comiendo o cenando.

Oporto
 

De este lado, salen también los barcos que hacen los cruceros por el Duero, el más popular es el llamado Crucero de los 6 puentes, un paseo en barco de 50 minutos a bordo de un rebelo, un barco tradicional portugués que se utilizaba para transportar las cubas.

A lo largo del paseo atravesarás y podrás ver de cerca los 6 puentes de Lisboa y podrás disfrutar de estupendas vistas tanto de la zona de Ribeira como de Vilanova de Gaia, si además lo coges al atardecer (y el díá a está despejado) las vistas serán aún más bonitas.

Iglesia de Santa Clara

Largo 1º de Dezembro

Cerca de la Catedral de Oporto, está la pequeña Iglesia de Santa Clara de origen gótico.

Aunque el exterior no dice mucho, el interior sorprende por las tallas doradas, es uno de los mejores ejemplo de este tipo de arte.

No es muy fácil de encontrar, porque la verdad tampoco parece una iglesia, para que te resulte más fácil de localizar vete hasta el final de la calle, y cruza un pequeño portalón.

Está abierta de lunes a viernes de 09:30 a 11:30 y de 15:00 a 18:00.

Libreria Lello & Irmao

Rua das Carmelitas, 144

Todo el mundo, al hablarle de Oporto, te hablará de la Librería Lello & Irmao.

Primero porque es una de las más bonitas del mundo, y segundo por su vinculación con Harry Potter.

Leerás y te dirán de todo, que son las escaleras que salen en la película de Harry Potter, que aquí se inspiró JK Rowling para describirlas en su libro, la realidad, es que aquí no se rodó ninguna escena de Harry Potter.

En cuanto a si JK Rowling encontró aquí o no la inspiración, pues no se sabe, porque no lo ha dicho, la escritora vivió en Oporto durante un tiempo, por lo que por supuesto es posible que se inspirará en esta librería.

<Oporto
 

En cualquier caso, es imprescindible visitarla, es una tienda, así que está abierta al público.

Depende de la época en la que vayas, pues podrás o no hacer fotos, cuando hay menos turismo, te permiten hacer fotos, y regulan la entrada.

En verano, que es cuando más gente hay por la ciudad, no suelen permitir fotos, aunque depende del año, a veces, a primera hora de la mañana, antes de que abra al público (normalmente de 9:00 a 10:00), puedes acercarte y ver si dejan pasar (no hay más remedio que probar…).

Torre de los Clérigos

Rua de Sao Felipe de Nery

Muy cerquita de la Libreria Lello, está la Torre de los Clérigos.

Es el edificio más alto de Oporto, tiene 75 metros de altura, y en la parte superior, hay un mirador, desde el que se tienen buenas vistas de la ciudad.

Para disfrutarlas, tendrás que subir 240 escalones, por una escalera estrecha, que si tienes claustrofobia, a lo mejor te agobia un poco, pero las vistas desde arriba merecen la pena.

La subida al mirador de la Torre, cuesta 3€, si sólo quieres entrar a la iglesia, es gratis.

Si quieres unas buenas vistas, pero no te apetece subir los 240 escalones, enfrente de la Torre de los Clérigos, está el Centro Portugués de Fotografía.

El edificio fue la cárcel de la ciudad, hasta 1974, que se trasladó a un punto menos céntrico de la ciudad.

En este museo, al que se puede acceder gratuitamente, tiene en su interior una muestra de fotografía de la ciudad muy interesante y además disfrutarás también de buenas vistas de Oporto.

Iglesia del Carmen e Iglesia de las Carmelitas

Praça Gomes Teixeira

También muy cerca de la Librería Lello, pero hacia el otro lado de la Torre de los Clérigos, en la Praça Gomes Teixeira, verás la Iglesia del Carmen y la Iglesia de las Carmelitas.

A primera vista parece una sola iglesia pero en realidad son dos.

Las encontrarás fácilmente, porque la fachada lateral de la Iglesia del Carmen, está decorada con un gran panel de azulejos en blanco y azul, como los de la Estación de San Bento.

Te recomiendo que entres en las dos, porque el estilo barroco de las dos, es sorprendente muy diferente del de las iglesias que encontramos en España.

Es muy curiosa, la forma del altar, en forma de pirámide escalonada, que simboliza la ascensión.

Al otro lado de la plaza, está está el rectorado de la Universidad de Oporto.

Palacio de la Bolsa

Rua Ferreira Borges, 4050-253

El Palacio de la Bolsa es la sede de la Asociación Comercial de Oporto.

Se construyó en 1842 por Joaquim da Costa, y está declarado como Monumento Nacional.

Aunque hay mucha gente a la que le parece cara la entrada, la verdad es que los 7€ que cuesta, merecen la pena.

Se trata de una visita guiada (en español a las 12:00 de la mañana), es interesante porque te cuentan diferentes historias del edificio y se visitan las salas principales, la más llamativa, que se dejan para el final, es la llamada sala árabe.

Oporto
 

Una curiosidad, es que aquí tuvo Gustave Eiffel su despacho, durante los dos años que permaneció en Oporto.

Cuando entres, a mano izquierda, está la biblioteca, esta sala esta fuera de la visita, y no se puede entrar aunque se puede ver desde la puerta, no te la pierdas, porque es muy bonita, y es fácil perdértela, al estar en un lateral.

Iglesia de San Francisco

Rua do Infante D. Henrique 4050-297

Al lado del Palacio de la Bolsa, está la Iglesia de San Francisco, dicen que es la Iglesia más lujosa de Europa, se construyó en el siglo XIV y se declaró Monumento Nacional en 1910.

El interior es del más puro estilo barroco, si vas a ver varias iglesias en Oporto, te recomiendo que dejes esta para el final, sino el resto, te van a parecer hasta sencillas.

Es la única Iglesia de Oporto, en la que tendrás que pagar para acceder, el precio son 3,50€, y además de la Iglesia, puedes ver la cripta y un pequeño museo.

Mercado Bolhao

Rua Fernandes Tomas

El edificio que mejor refleja esa decadencia y tradición de Oporto, es el Mercado Bolhao.

Es un mercado tradicional de fruta, verdura, carne y pescado, situado en una estructura de hierro, que ha visto tiempos mucho mejores, pero que tiene un no se qué, o un que se yo, que le da un aire nostálgico, y ¡¡¡¡la fruta tiene una pinta buenísima!!!.

Al final del mercado, hay una terraza, en la que poder tomar algo si te apetece.

La zona del Mercado Bolhao, en concreto la Rua Formosa, es una calle estupenda para pasear, y ver las tiendas, que conservan sus decoraciones originales.

Cafe Majestic

Rua Santa Catarina

Y muy cerca de allí, está el Café más famoso de Oporto, el Café Majestic.

Un clásico de los años 20.

Cuando se inauguró el 17 de Diciembre de 1921, lo hizo con el nombre de Café Elite, y se convirtió en el punto de encuentro de los intelectuales de la época, escritores, poetas e ingenieros se daban cita en el Café.

Después de unos años de gloria, el café quedó abandonado durante muchos años.

En 1983, el gobierno lo declaró Patrimonio Cultural, se reformó, y en 1994 volvió a abrir sus puertas.

Oporto
 

El interior del Café Majestic, es magnífico.

Lo malo es lo que te cuesta tomar un café, y no te ponen buena cara si sólo vas a mirar, vamos, más bien que no te dejan entrar.

Para que te hagas un idea un café con leche te cuesta alrededor de 4€, pero te lo tomarás en una taza preciosa y en un maravilloso ambiente, y eso, pues se paga.

 

Nuestra recomendaciones para visitar Oporto

Si tienes más días, ¿Por que no aprovechar y conocer algunas de los pueblos más bonitos del Norte de Portugal?

¿Quieres conocer nuestras recomendaciones secretas para visitar Oporto? Ayúdanos a difundir en tus redes sociales favoritas y desbloquea este contenido creado en exclusiva para ti.