Una de las excursiones más populares que se suelen hacer desde Bucarest es una visita a los Castillos de Bran y Peles.

Es una visita que se suele realizar en un sólo día, puedes hacerla por tu cuenta o bien contratar una excursión y olvidarte de todo.

Disponíamos de tres días para visitar Bucarest, y uno decidimos dedicarlo a visitar los Castillos, después de ver las opciones contratamos un tour porque las opciones para visitarlos por nuestra cuenta no nos convencían.

Si quieres más info sobre Bucarest, en el post de Bucarest en tres días lo tienes todo.

Visita a los castillos de Bran y Peles

Los castillos están a unos 200 km de la capital de Rumania, estas visitas se suelen combinar también con una visita a la ciudad de Brasov, ya que está muy cerquita y la verdad es que merece la pena.

 

Coche

La opción más cómoda es alquilar un coche en Bucarest para el día y así poder moverte tranquilamente.

Es un viaje relativamente largo y según las fechas suele haber bastante tráfico pero te puedes organizar y aprovechar bien el tiempo.

Los precios son muy económicos, vas a encontrar coches desde 10/11€ por día.

Transporte público

Por supuesto otra opción es el transporte público, aunque yo no la recomiendo, porque la comunicación no es muy buena y siempre dependes de los horarios lo que te ata bastante más.

Aún así, si es la opción que prefieres esta es la forma de visitar los castillos en transporte público.

La forma más eficiente, es ir primero al Castillo de Peles, para ello hay un tren que sale cada hora de la estación Bucarest Nord, el trayecto dura 01:30 y te deja en Sinaia, desde ahí tendrías que andar una media hora hasta el Castillo o coger un taxi.

El precio del tren ronda los 12€ por persona aproximadamente.

Después del Castillo de Peles, para ir hasta el Castillo de Bran la cosa ya se complica más.

Hay que ir andando media hora hasta Sinaia, ahí coger un autobús hasta Brasov que tarda una hora, en Brasov coger otro autobús hasta Bran que tarda otra hora, y luego caminar 5 minutos hasta el Castillo de Bran.

Como ves no es nada cómodo, otra opción es ir de un Castillo a otro en taxi o Bolt, que cuesta unos 30€ según la demanda.

Y de nuevo la vuelta hasta Bucarest, que no hay tampoco transporte directo y tendrías que ir de nuevo a Brasov o a Busteni en taxi, y de ahí en tren hasta Bucarest.

En fin que como ves no es muy viable.

Tour a los Castillos de Bran y Peles

Esta es la opción que nosotros elegimos, y de la que te voy a contar mi experiencia.

No elegimos la opción del coche de alquiler, que para mi es la que te recomendaría ahora mismo porque nos daba un poco de pereza el tema de coger un coche sólo para un día, por horario lo tendríamos que coger el día antes o devolver al día siguiente, eso nos dejaba el tema del parking… en fin que nos pareció más cómodo coger una excursión.

En la excursión que contratamos se visitan los Castillos de Bran y Peles y además la ciudad de Brasov que habíamos leído que era muy bonita y que merecía la pena.

Lo primero que hay que tener en cuenta que las entradas a ambos castillos no están incluidas en el precio y cuestan 50 RON cada una.

Mi experiencia en esta visita ha sido bastante regular, es un viaje muy largo en el que se está mucho tiempo en el autobús, hay que hacer muchas colas y te dejan poco tiempo para las visitas.

Castillo de Peles

La primera parada es el Castillo de Peles que está a unos 150 km de Bucarest pero las carreteras son regulares y se tarda más de 2 horas en llegar, porque además suele haber mucho tráfico como nos pasó a nosotros.

La zona en la que está situado el Castillo es preciosa, los paisajes son muy bonitos y el Castillo de Peles que es más un palacio que un Castillo, antigua residencia de los reyes merece la pena.

IMG_2682

Al llegar al Castillo empiezan los primeros inconvenientes, el día anterior había recibido un correo en el que nos indicaban que lleváramos dinero en efectivo para que pudiéramos darle el dinero a la guía, que ella se encargaría de comprar las entradas y así no tener que esperar cola.

IMG_2673

La sorpresa empieza cuando nos dice la guía que nos pongamos a la cola para comprar las entradas (nada de comprarlas ella), a tener en cuenta que las entradas se pueden comprar online y que si nos hubieran avisado antes pues las podíamos llevar ya todos antes y ahorrarnos la cola.

IMG_2668

Nosotros en ese momento, compramos las entradas online y no tener que estar haciendo la cola, pero nos dio lo mismo porque la visita era con la guía así que había que esperar a que todo el mundo comprara la entrada, ya todos con la entrada, otra cola (bastante mal organizada por cierto) para entrar al Palacio.

27fa1afc-55c0-4c2e-ac8f-4847cf55f6ae

Se visitan muy pocas estancias, y está abarrotado de grupos de excursiones, así que no da mucho tiempo a entretenerse.

Al terminar nos dejan unos 2o minutos hasta volver a coger el autobús, pero el autobús está a unos 10 minutos andando del palacio, así que un par de fotos, baño y a correr otra vez.

Castillo de Bran

Volvemos a coger el autobús (que llega tarde y tenemos que esperar unos 20 minutos allí) y nos vamos hacia el Castillo de Bran, el famoso castillo de Vlad el Empalador, este tampoco en en si un castillo sino una fortaleza.

El atasco para llegar es monumental, cuando estamos llegando la guía nos informa de como comprar las entradas en las máquinas de la entrada (tampoco las compra ella), ya visto lo que había pasado en el Castillo de Peles, nosotros en el autobús ya compramos las entradas para el Castillo de Bran online, y esa cola que nos ahorramos, porque esta visita es por libre.

IMG_2685

Las colas para comprar las entradas son larguísimas, pero es que para entrar al Castillo de Bran, es aún peor, aglomeraciones para subir por las escaleras y por dentro de la fortaleza, que tiene relativamente poco espacio, la verdad es que es bastante agobiante el tema.

El interior pues tampoco dice mucho, porque está como ambientado, no son las estancias originales, vamos muy preparado para el turismo, pero además mal organizado.

IMG_2684

Después de la carrera a contra reloj para ver el castillo, nos queda apenas tiempo para comer algo, a las afueras del castillo hay varios puestos de souvenirs y de comida, y allí de pie de mala manera, compramos algo en un puesto para comer.

IMG_2693

Hay un restaurante auto-servicio, pero hay que elegir o visitas el Castillo o comes, porque para todo no hay tiempo, es imposible.

Brasov

Volvemos a subirnos al autobús para ir a la última parada de la excursión, la ciudad de Brasov.

Aquí nos dejan algo más de tiempo, da tiempo a dar un paseo por el centro, es una ciudad muy bonita, rodeada de los montes Cárpatos y famosa por sus bastiones.

IMG_2698

Esta es la última parada, desde aquí volvemos a Bucarest, en otro trayecto de 3 horas más o menos, casi 200 km.

Después de leer todo este rollo que te he soltado, te preguntarás ¿merece la pena visitar los Castillos de Bran y Peles?

Pues yo creo que la mejor opción como te decía más arriba es alquilar un coche, llevar las entradas compradas e ir a tu aire, pero también es cierto que para un día alquilar un coche es un poco rollo, que es lo que pensé yo en su momento.

Lo de si merece la pena o no, pues es que es complicado, porque hay que ir y verlo para opinar, para mi, después de ir, pues no repetiría, pero claro ir a Rumania y no ver los castillos pues también da un poco de pena.