Nueva York, la ciudad que nunca duerme, es un destino fascinante que ofrece una experiencia turística única, incluyendo una dosis de cultura, historia y modernidad. Desde los rascacielos icónicos hasta los parques exuberantes, esta metrópolis tiene algo para cada tipo de viajero.

Son muchas las atracciones que esconde esta ciudad, desde the edge en New York hasta Broadway, así que, si estás planeando visitar este destino icónico y cinemático, presta atención a los sitios que te recomendaremos.

Las mejores atracciones de Nueva York

1. The Edge

Ubicado en Hudson Yards, este mirador en el piso 100 te eleva por encima del horizonte de Nueva York, ofreciendo vistas panorámicas impresionantes.

Siente la emoción de estar en el punto más alto de la ciudad mientras contemplas la grandeza de Manhattan y sus alrededores.

2. Times Square

Seguramente hayas oído hablar del Times Square, y es que es el epicentro de la energía neoyorquina. Con sus brillantes luces, teatros de renombre mundial y tiendas emblemáticas, Times Square es una experiencia visual que nunca olvidarás.

Times Square

Camina por sus bulliciosas calles y sumérgete en el espíritu vibrante de esta parte de la ciudad.

3. Central Park

En el corazón de Manhattan, encontrarás Central Park, un oasis de tranquilidad en medio del bullicio urbano.

Pasea por sus extensos prados, alquila una bicicleta para recorrer sus caminos serpenteantes o simplemente relájate junto al lago.

Central Park

Central Park ofrece una paleta de actividades para todos, desde artistas callejeros hasta amantes de la naturaleza.

Muy conocido por ser una de las atracciones mencionadas en la serie de TV “Friends”.

4. Estatua de la Libertad

Ninguna visita a Nueva York está completa sin una parada en la Estatua de la Libertad.

New York

Situada en la isla de la Libertad, esta estatua majestuosa es un símbolo duradero de la libertad y la independencia.

Para poder encontrar lugar, debes reservar con anticipación para subir a la corona y disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad.

5. Museo Metropolitano de Arte (MET)

Si eres amante del arte y la historia, el MET es tu destino perfecto.

Este museo de renombre mundial alberga una colección vasta y diversa que abarca desde antigüedades egipcias hasta obras maestras modernas.

Dedica tiempo a explorar sus galerías, sumergiéndote en la riqueza cultural que el MET tiene para ofrecer.

6. Broadway

Para los entusiastas del teatro, Broadway es la meca de las producciones en vivo.

Ya sea un musical vibrante, una obra clásica o una comedia contemporánea, Broadway ofrece una experiencia teatral incomparable.

Asegúrate de reservar tus entradas con antelación para asegurar tu lugar en uno de los escenarios más prestigiosos del mundo.

7. Museo de Arte Moderno (MoMA)

Si buscas una experiencia artística más contemporánea, el MoMA es el lugar adecuado.

Este museo alberga una impresionante colección de arte moderno y contemporáneo, incluyendo obras maestras de artistas como Picasso, Van Gogh y Warhol.

Sumérgete en la innovación y la creatividad que define el arte moderno en este museo.

8. Empire State Building

El horizonte de Nueva York no estaría completo sin la presencia imponente del Empire State Building.

Empire State of mind

Sube a la cima de este rascacielos icónico para disfrutar de vistas panorámicas incomparables de la ciudad que nunca duerme.

Ya sea durante el día o iluminado por la noche, el Empire State Building es una parada obligatoria para los visitantes.

9. Museo Americano de Historia Natural

Explora la historia natural del mundo en el Museo Americano de Historia Natural.

Desde esqueletos de dinosaurios hasta exhibiciones interactivas, este museo ofrece una experiencia educativa y emocionante para visitantes de todas las edades.

Museo de Historia Natural

Nueva York es una ciudad que cautiva con su diversidad y energía inigualable.

Estas atracciones representan solo una pequeña muestra de todo lo que esta metrópolis tiene para ofrecer.

Al planificar tu viaje, asegúrate de visitar no solo los lugares icónicos, sino también los rincones menos conocidos que revelan la verdadera esencia de la Gran Manzana.