Macao fue gestionada por el Imperio portugués y sus gobernantes herederos desde mediados del 1500 hasta 1999. Esto la convierte en una región especialmente exótica, pues te permite pasear por las calles de Macao mientras escuchas fados y comes zongzi o chop suey.

Macao no es sólo una de las regiones más ricas del China, sino que su PIB per cápita es considerablemente más alto que el de cualquier otro país del mundo. De hecho, pese a lo que pueda parecer, fue considerado el centro de juego más grande del mundo en 2006, por encima de Las Vegas.

Además, tiene la cuarta esperanza de vida más alta y es una de las regiones de Asia con mayor índice de desarrollo humano, ocupando el lugar 18.º internacionalmente desde 2014.

En la actualidad, se rige por la política conocida como “un país, dos sistemas”: la defensa militar y territorial le corresponde a China, mientras que tiene su propio sistema legal, fuerza de seguridad, políticas de inmigración y aduanera y un sistema monetario único.

Lago_Nam_Van,_Macao,_2013-08-08,_DD_04
Antes de adentraros en nuestra breve y resumida visita a Macao os recomendamos que, si tenéis la oportunidad, os cojáis el ferry que va de Macao a Hong Kong, cuesta entre dos y tres dólares según el día en el que lo compréis y realmente merece la pena ver el skyline de la otra región administrativa especial de China, además de pegarte un buen paseo por ella.

Pero empecemos con nuestras recomendaciones. Como sabréis, la región es especialmente conocida por su ambiente de juego y diversión. De hecho, en sus casinos se llevan a cabo algunos de los torneos más prestigiosos del mundo, como los que se realizan en la sala PokerStars Live Macau. Precisamente por eso, si vas a Macao no puedes dejar de pasearte por  The Venetian Macao, el Gran Lisboa (y otro que se llama simplemente “Lisboa”), el MGM, el Macau Palace (que es un casino flotante), el Rio y el Babylon, entre muchos otros.

Los taxis en Macao son relativamente baratos, pero es recomendable caminar, puesto que todo está relativamente cerca. Si preferís empaparos de los principales lugares interesantes de la ciudad sin mover un dedo podéis reservar un autobús turístico.

Galaxy_Macau_Grand_Resort_Deck_Overview_2016
En el momento en el que os perdáis por cualquier calle de Macao veréis una mezcla de portugués y chino, en todas las señalizaciones de calles y plazas, que resulta, cuanto menos curiosa.

En lo que se refiere al centro histórico y sus lugares más representativos, es importante visitar la Plaza del Senado. Desde esta plaza, antes de adentrarnos totalmente en el casco histórico, es recomendable recorrer la Rua da Felicidade, donde se rondaron escenas de una de las películas de Indiana Jones.

De esta calle de película, debemos acercarnos a la Iglesia de Santo Domingo y las ruinas de San Pablo, estas últimas son especialmente impresionantes. Las ruinas pertenecían a una iglesia que fue destruida debido a un incendio, en 1835. Lo único que se conservó fue la fachada, en lo alto de una colina a la que se accede gracias a unos 70 escalones.

Antes de iros de Macao, es importante que disfrutéis de la gastronomía del lugar, caracterizada por albergar restaurantes típicamente portugueses, chinos y de fusión. No puede haber nada mejor que mezclar un buen vino de Oporto con una exquisitez asiática. Aunque no estamos en Japón, muchos viajeros recomiendan especialmente el sushi y los restaurantes que utilizan este tipo de comida en platos de alta cocina.

Esperamos que esta breve guía de qué ver en Macao os haya sido de utilidad para disfrutar de, al menos, una jornada en una de las regiones más exóticas del mundo.